Valga y Adif firman un convenio para suprimir dos pasos a nivel

Una de las zonas incluidas en el acuerdo | concello

El alcalde de Valga, José María Bello Maneiro, y la presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, firmaron un convenio para suprimir dos pasos a nivel situados en la línea férrea entre Redondela y Santiago.


Están en los cruces con los caminos de Carracido y de Castiñeiras- Carballa, ambos de titularidad municipal, y están dotados, respectivamente, de protecciones de Clase P (señalización horizontal y vertical) y Clase A3 (semibarreras automáticas).


Las actuaciones, valoradas en cerca de tres millones de euros (de los que 2,7 los financia el organismo estatal), permitirán mejorar la permeabilidad e incrementar las condiciones de seguridad de las infraestructuras de transporte, tanto para tráfico viario como para el ferroviario.


Los trabajos consisten en la supresión de ambos pasos a nivel, situados en los puntos kilométricos 64/110 y 65/212 de la línea ferroviaria. Serán realizados por Adif y Adif AV, y comprenden tanto las obras como su dirección. La financiación será asumida por Adif Alta Velocidad, con una inversión estimada de 2,7 millones de euros.


La supresión se llevará a cabo mediante la construcción de caminos de enlace y un paso superior que permitirá cruzar las vías en el punto kilométrico 65/300 de la línea. Así, se garantizará la conexión entre ambos márgenes y la accesibilidad para terrenos y vecinos en general.


Por su parte, el Concello dará su conformidad a los proyectos de supresión y asumirá el coste de la expropiación de los terrenos necesarios para realizar las obras, valorados en 208.812 euros, así como el mantenimiento de los elementos construidos (paso superior, sistemas de drenaje y caminos de enlace).

Por otra parte, el Pleno de Valga celebrará mañana una sesión extraordinaria para abordar la posición del Concello con respecto al polígono de Pontecesures, que provocó diferencias entre ambos municipios.


Seguridad vial

Relacionado también con la comunicación vial se encuentra la adjudicación, por parte de la Consellería de Infraestruturas, de la mejora del firme en la carretera autonómica PO-548, a su paso por Cesures, Valga, Catoira y Vilagarcía. Las obras las llevará a cabo, por 1.366.104 euros, la empresa Construcciones y Obras Taboada Ramos, S.L.U., y comenzarán, previsiblemente, a finales de agosto, con un plazo de ejecución de seis meses.


Consisten en el acondicionamiento y rehabilitación del firme a lo largo de más de 17 kilómetros de esta vía, con el objetivo de mejorar la seguridad vial. Comprenderán el tramo entre Pontecesures, en el punto kilométrico 0, y el punto 17+250, ya en la glorieta de acceso al puerto de Carril. Las obras contemplan reducir el ancho de carriles en algunas zonas, para disminuir la velocidad.

Valga y Adif firman un convenio para suprimir dos pasos a nivel

Te puede interesar