viernes 18.10.2019

El 88 % de los escolares de O Salnés y Ulla-Umia asisten a colegios públicos

Casi el noventa por ciento de los progenitores de las comarcas de O Salnés y Ulla Umia con hijos en edad escolar apuestan por la educación pública. Un total de 11.414 niños regresaron ayer a las aulas y solo 1.419 lo hicieron en colegios concertados. 

Otros vivieron el día con ilusión | d.a.
Otros vivieron el día con ilusión | d.a.

Casi el noventa por ciento de los progenitores de las comarcas de O Salnés y Ulla Umia con hijos en edad escolar apuestan por la educación pública. Un total de 11.414 niños regresaron ayer a las aulas y solo 1.419 lo hicieron en colegios concertados. 
Vilagarcía concentra la mayor parte de las plazas concertadas de la zona sur de Arousa, un total de 652, aunque en términos cuantitativos solo representa el 21 por ciento de las 3.053 que oferta el municipio en su totalidad. El resto se distribuyen por Caldas de Reis (405), O Grove (58), Sanxenxo (221) y A Illa (83).
La comarca de O Salnés aporta 8.770 escolares, de los cuales 3.053 van a colegios vilagarcianos, 1.358 a Sanxenxo, 1.149 a Cambados, 868 a Vilanova, 792 a O Grove, 427 a Ribadumia y 405 estudiarán en A Illa. En la comarca de Ulla Umia fueron 2.644 los alumnos que comenzaron ayer el curso, siendo Caldas, con 870, el municipio que más escolares aporta, seguido de Valga, con 459, Moraña, con 316, Cuntis con 290, Catoira con 278, Portas con 230 y Pontecesures con 201
Profesorado al completo
El inicio del curso se saldó sin incidencias en la comarca, destacando el caso de los colegios vilagarcianos que, a diferencia de otros años, la vuelta a las aulas de ayer se produjo con todo el cuadro de personal al completo.
Colegios como el de A Escardia, en los que hubo protestas demandando más personal, contarán este año con un profesor a mayores del catálogo que, eso sí, tendrán que compartir con A Lomba. Una solución que les permite desdoblar un aula.
Otros centros, como el de O Piñeiriño, estrenarán este curso un nuevo servicio, el de comedor escolar, aunque por el momento tendrán que esperar, ya que las obras aún no comenzaron. Esta actuación, que se pondrá en marcha gracias a un convenio entre la Xunta y el Concello, está previsto que esté lista en unos meses y que pueda estrenarse en el último trimestre del curso.
Por lo demás, los operarios municipales continúan dándole los últimos retoques a los colegios vilagarcianos. Desde los centros reconocían ayer que el grueso de las obras estaba prácticamente finalizado y que lo que queda pendiente no afectará al desarrollo normal de la vida escolar.
Fondo de libros
Con la llegada de septiembre también las ANPA se ponen en funcionamiento y son varias las que convocan a sus socios a asambleas estos días, para analizar diversos aspectos que van desde el Plan Madruga a las actividades extraescolares.
En el colegio de Carril, los padres han puesto en marcha un fondo de libros. Desde la directiva instan a todos los interesados en intercambiar libros de texto que se pongan en contactos con ellos para participar. l

Comentarios