jueves 29/10/20

Acepta cinco años de prisión por tratar de matar con un machete a un conocido

La pena permanecerá en suspenso los tres primeros años si M.G.C. se trata de sus trastornos psiquiátricos 
Fachada de la Audiencia Provincial de Pontevedra donde se firmó el acuerdo de conformidad con el acusado | g. salgado
Fachada de la Audiencia Provincial de Pontevedra donde se firmó el acuerdo de conformidad con el acusado | g. salgado

La Sección Segunda de la Audiencia de Pontevedra ha condenado en conformidad a un vecino de Vilagarcía que ayer aceptó una pena de cinco años de prisión por intentar matar a un conocido en un bar de la ciudad arousana con un machete de cocina y un cuchillo de grandes dimensiones. Además tendrá que pagar 10.590 euros a su víctima en concepto de responsabilidad civil por las lesiones ocasionadas, así como 240 euros por los daños causados en el establecimiento.

La firma del acuerdo de conformidad en los despachos de la Audiencia Provincial de Pontevedra evitó la celebración de la vista oral prevista para ayer y ha permitido rebajar la petición inicial de condena por parte de la Fiscalía, que era de nueve años de prisión.

El tribunal también acordó que la pena de prisión permanezca en suspenso los tres primeros años condicionada a que el acusado se someta a tratamiento, dado que padece distintos trastornos psiquiátricos.

Los hechos, calificados como un delito de homicidio en grado de tentativa, ocurrieron sobre las 2.30 horas de la madrugada del 20 de julio de 2017 en un bar de Vilagarcía. El ahora condenado, con iniciales M.G.C., y su víctima habían coincidido sobre la una de la madrugada en otro lugar y habían tenido un enfrentamiento verbal. En cuanto entró por la puerta del bar, empezó a amenazarle con gestos y a proferir gritos. El otro hombre le dijo: “Vete a dormir hombre, vete a dormir”. Y, como reacción, M.G.C. salió del establecimiento, regresó pocos minutos después con un machete de cocina en una mano y un cuchillo largo en la otra y le espetó: “A ti te voy a matar”.

Taburete como escudo
El otro hombre cogió un taburete a modo de escudo para intentar defenderse, pero el acusado elevó el machete e intentó golpearle con el mismo en la cara, acabando por alcanzarlo en el antebrazo izquierdo. Acto seguido, intentó clavarle el cuchillo a la altura del abdomen, pero su oponente se defendió agarrando el arma blanco con la mano derecha. Evitó que le clavase el cuchillo, pero sufrió un corte en los dedos.

A partir de ese momento, para defenderse, el otro hombre se abalanzó sobre el acusado, ambos cayeron al suelo y logró reducirlo, reteniendo al ahora acusado hasta que llegaron las autoridades policiales.

Comentarios