El ambulatorio de San Roque, bajo mínimos, con solo cuatro médicos de los 14 de la plantilla

Imagen de archivo de colas en el centro de salud de San Roque | Gonzalo Salgado

Solo cuatro médicos de los 14 que hay en plantilla. Así se encontraba ayer el ambulatorio de San Roque de Vilagarcía como pudieron comprobar los pacientes que tenían cita presencial o que acudían allí para realizar alguna gestión. En la sala de espera había carteles que explicaban la situación y que advertían de que solo era posible atender un motivo de consulta por cada cita, al haber muchos pacientes citados para la misma hora y ser imposible para los facultativos dilatar la atención para cada uno de ellos. Una situación que no es nueva, pero que en estos últimos días está alcanzando límites preocupantes, sobre todo teniendo en cuenta la elevada incidencia por la sexta ola del coronavirus y que son los propios médicos de cabecera los que llevan el seguimiento de los casos activos leves. No solo en Vilagarcía, sino también en otros centros de salud de la comarca. De hecho el propio personal denunció ante la Xerencia del área sanitaria en más de una ocasión esta situación tanto en lo referente a las consultas como al Punto de Atención Continuada.


La situación de la Atención Primaria está en el punto de mira y sometida a un elevado grado de presión, como así reconocía hace tan solo unos días el coordinador de hospitalización covid, Juan Turnes. Mientras tanto el virus continúa su expansión en O Salnés. Solo en esta comarca hay 957 casos activos. De ellos 369 son en Vilagarcía y 182 en Cambados, según los últimos datos facilitados por el Sergas. En O Grove tienen 75 positivos y en Sanxenxo 146, mientras que en A Illa son 46 y en Meis y Meaño 41 y 39 respectivamente. En Ribadumia llegan a los 43 y en Vilanova a los 52. Todos los ayuntamientos, sin excepción, suben en el número de casos.


Lo mismo ocurre en Ulla-Umia en donde Caldas tiene 66 en los últimos 14 días y Cuntis 27. Por su parte Moraña tiene 20 y Portas 21. En Valga son 16 y en Catoira y Pontecesures 18 y 26 respectivamente. En O Barbanza Ribeira sigue imparable con 213 casos y en Boiro tienen 227. En A Pobra por su parte son 71 y en Rianxo un total de 82.


La Policía denuncia a nueve establecimientos hosteleros por incumplimiento de horarios

La Policía Local de Vilagarcía denunció a nueve establecimientos hosteleros que durante el fin de semana incumplieron los horarios de cierre fijados por la legislación actual. Las denuncias fueron remitidas a la Xunta de Galicia, dado que es la que tramita los procedimientos derivados del quebrantamiento de las normas covid. Y es que en algunos casos, según señalan desde el Concello de Vilagarcía, los establecimientos estuvieron abiertos hasta las seis de la mañana. El mayor número de infracciones se registró -como también era de esperar- en la madrugada del 24 al 25.


No es la primera vez desde que estalló la pandemia en marzo de 2020 que la Policía Local denuncia a locales hosteleros por incumplimientos de horario en las zonas de la movida vilagarciana.


En todo caso no fue el único incidente registrado en la capital arousana estos días pasados. De hecho en las calles de Vilagarcía hubo cuatro accidentes, uno de ellos el atropello grave en la avenida Rivero de Aguilar sobre el que todavía se está buscando al autor del siniestro, que se dio la fuga dejando al peatón malherido. Según señalan desde el Concello la Policía sigue investigando quién fue la persona que dejó tirado en el suelo y con heridas graves a un hombre de 51 años de edad.


Unido a todo esto también se registraron nuevos actos vandálicos, que se suman a los de la semana pasada y que en esta ocasión afectaron a la zona del parque de O Piñeiriño, de donde se robaron dos bancos.

El ambulatorio de San Roque, bajo mínimos, con solo cuatro médicos de los 14 de la plantilla

Te puede interesar