viernes 18.10.2019

Aparecen restos de una antigua canalización de piedra en Vista Alegre

Las obras de humanización de la calle Vista Alegre acaban de dar su primera sorpresa tras el descubrimiento ayer de buena parte de la canalización de aguas, presumiblemente de tipo pluvial, que trascurría pegada al muro de la huerta del convento.

Imagen de las obras en Vista Alegre	borja arcos
Imagen de las obras en Vista Alegre borja arcos

Las obras de humanización de la calle Vista Alegre acaban de dar su primera sorpresa tras el descubrimiento ayer de buena parte de la canalización de aguas, presumiblemente de tipo pluvial, que trascurría pegada al muro de la huerta del convento. La empresa encargada de las obras fue la que descubrió la canalización y la que informó debidamente al arqueólogo que vigila de cerca el desarrollo del proceso de humanización. Y es que cabe recordar que Patrimonio de la Xunta exigía la contratación de esta figura para poder llevar a cabo los trabajos en una zona protegida y catalogada.
      Fue precisamente este arqueólogo el que constató que se trata, en efecto, de una canalización hecha en piedra y con toda probabilidad de finales del siglo XIX. Según el experto, y como explicaba ayer Ravella, restos de este tipo son muy habituales cuando se realizan obras de este estilo en entornos urbanos como puede ser el de Vista Alegre. Por lo tanto, lo que la empresa debería hacer estos días, según dice el Concello, es “desenterrar todos os tramos de canalización para a súa documentalización”. Una vez limpios, y tal y como se dice desde Patrimonio de la Xunta, serán envueltos en un material geotextil para enterrarlos de nuevo en su lugar de origen, conservando así los restos para un futuro.
      El tratamiento que se le darán ahora a los restos encontrados en Vista Alegre es el mismo que, en su día, se le dio también a los trozos de pasarela encontrados en las inmediaciones de la calle Arzobispo Andrade.
     En aquel entonces gobernaban el Partido Socialista y el BNG en Ravella que, en todo momento, echaban mano de un informe de Patrimonio de la Xunta para enterrar los restos que se habían detectado. Una opinión que no compartían ni los defensores del Patrimonio ni tampoco el Partido Popular en aquel momento en la oposición que reclamaban al menos la dotación de una ventana arqueológica para disfrute de los vecinos.

Comentarios