Carlos Font acusa de “cara dura” al PP por pedir fondos extraordinarios

Un momento del Pleno celebrado ayer en la sede provincial

El gobierno de la Diputación de Pontevedra, formado por PSOE y BNG, considera que la solución más “realista” para impulsar un “plan serio” de contención del gasto en los concellos, tras la subida de la electricidad, carburantes y materiales, pasa por pedirle a la Xunta “que unha parte dos ingresos extraordinarios que está a ter este ano polos impostos estatais cedidos sobre a luz, os hidrocarburos e o IVE se adique a atallar este problema”.


Así lo señalaron ayer desde la Diputación, tras un Pleno en el que fue rechazada la moción del Partido Popular que pretendía que fuese el organismo provincial el que asumiese dicho aumento de gasto. El diputado de Economía, Carlos Font, criticó la “caradura” de los conservadores por presentar una iniciativa para pedir fondos extraordinadios “á Deputación máis municipalista de toda España” mientras “a Xunta ve crecer a súa recadación cos impostos que as familias e as empresas pagan”.


Ajustar las previsiones

“A dereita, como sempre que hai unha crise, non ten vergonza e utiliza a demagoxia”, señaló Font, que calificó los trece años de Feijóo al frente del gobierno de la Xunta como “nefastos para o municipalismo porque optou por un modelo caciquil e clientelar na súa relación cos concellos”.


En este sentido, destacó que la Xunta maneja un presupuesto de casi 12.000 millones de euros, de los que casi 2.461 proceden de los ingresos de los impuestos estatales cedidos, una cifra que se aumentará por el aumento de precios. Además, el vicepresidente César Mosquera, ironizó sobre si “á Deputación non lle subiu o gasto corrente”. De hecho, anunció que a lo largo del año será necesario ajustar las previsiones. Además, acusó al PP de creer que la entidad es “unha máquina de facer cartos”.

Carlos Font acusa de “cara dura” al PP por pedir fondos extraordinarios

Te puede interesar