miércoles 20.11.2019

Carril retomará en septiembre la lucha por unas instalaciones dignas para la lonja

El patrón mayor incide en que la rula es una de las “más productivas” y asegura que no hay espacio suficiente

La Cofradía de Carril retomará en septiembre, tras las vacaciones de verano, la lucha por unas instalaciones dignas, en las que poder llevar a cabo la intensa actividad que se genera en la localidad marinera. El sector lleva años reclamando una ampliación y una reforma ambiciosa, ya que el edificio se puso en marcha hace más de tres décadas y no está adaptado a la legislación vigente.

Espero que después de vacaciones se pueda hablar del tema”, asegura Villanueva, que solicitará una reunión con Portos aprovechando el relevo en la presidencia. Hasta el momento, la reivindicación de la ampliación de la rula no ha sido escuchada por la administración autonómica y en Carril se sienten discriminados. “Parecemos los huérfanos de la Consellería”, lamenta el responsable del pósito.

El patrón tiene un proyecto para acondicionar la planta superior para oficinas y aulas de cursos de formación

Y es que la lonja carrilexa factura ocho millones de euros de Galicia, por lo que Villanueva defiende que es “una de las más rentables, sino la que más” y genera una gran cantidad de beneficios a Portos de Galicia.

Los parquistas están dispuestos a asumir una parte de la financiación del proyecto, pero no pueden asumir todo su coste. Además, todo dependerá de las tasas que establezca Portos de Galicia por el uso de la instalación portuaria.

Filtraciones en el interior

En la lonja de Carril venden centenares de productores. Las carencias y las dificultadas, según explican desde la agrupación en su propia revista, afectan sobre todo a la subasta de marisco. Y es que el producto tienen que guardarlo en contenedores, en lotes, ya que no hay espacio para cajas, lo que no resulta atractivo a la hora del marketing.

Las instalaciones están, en palabras de Villanueva, “obsoletas”. Así, denuncia que “no hay sitio donde poner las máquinas”. La modernización del sistema informático es otra de las necesidades, pero también la adaptación del edificio a la legislación vigente.

“La lonja de Carril es insuficiente. Vendemos más de 650 parquistas, mariscadores a pie y a flote”, señala Villanueva, que incide en que el edificio está, también, “desgastado”.

El patrón mayor tiene un proyecto de acondicionamiento para la planta superior, donde tienen previsto poner en marcha oficinas al servicio de la Cofradía y de la Agrupación de Parquistas, así como unas aulas para dar cursos de formación.

Sin embargo, esta actuación no contemplaría otras obras urgentes, como eliminar las filtraciones que se producen por el mal estado de la cubierta, y que provoca que el agua entre en el interior de la rula.

La intención del patrón mayor carrilexo es plantearle todas estas cuestiones a la nueva presidenta de Portos, Susana Lenguas, con la intención de reclamar una reforma ambiciosa que pasaría por un estudio previo conjunto sobre las necesidades de la lonja. 

Comentarios