lunes 26.08.2019

Los comuneros de Sobrán contratan un dron para buscar los árboles robados

La asamblea aprobó la medida convencida de que los cientos de robles y castaños sustraídos están en las proximidades

Los comuneros de Sobrán denunciaron el robo de cientos de ejemplares a finales del mes de abril | mónica ferreirós
Los comuneros de Sobrán denunciaron el robo de cientos de ejemplares a finales del mes de abril | mónica ferreirós

La Comunidad de Montes de Sobrán contrató los servicios de una empresa de drones para buscar los árboles robados durante los pasados meses. Convencidos de que los cientos de robles y castaños sustraidos no se encuentran muy lejos, los socios de la entidad aprobaron la semana pasada recurrir a esta medida.

En cuanto contó con el visto bueno de los socios, la directiva, encabezada por Manuel Barcala, se puso manos a la obra para, cuanto antes, rastrear la zona en busca de los ejemplares que formaban parte del paisaje en Sobrán, y en cuya plantación se esforzaron los comuneros.


La entidad ya presentó una denuncia ante la Policía Nacional, por los dos robos sufridos durante el mes de abril en las zonas de Coruxo, Renza y en las inmediaciones del matadero. Robles, castaños y diversas plantas frondosas forman parte de botín que se llevaron los amigos de lo ajeno.


La mayor parte de los árboles plantados se encontraban cerca de las pistas forestales, por lo que el acceso era bastante fácil. Los comuneros creen que los ladrones son de la zona. Barcala incide en que todo se está “investigando” y en que “no se dejará pasar” el robo.
Y es que son muchos los esfuerzos que ponen los comuneros para hacer de los montes un lugar sostenible. Ahora, decidieron realizar una nueva inversión para buscar a aquellos que actuaron contra su patrimonio.


Una fuerte inversión
Fueron doce mil euros los que los comuneros invirtieron en la plantación de castaños y robles plantados en el mes de febrero. Poco después, los ejemplares desaparecieron de los montes colectivos. La denuncia ante la Comisaría de la Policía Nacional se puso en el mes de abril. Ahora, los comuneros han decidido ir más allá y colaborar en la investigación con la contratación de un dron, que rastreará la zona por aire para encontrar los ejemplares robados.


La legislación obliga a replantar aquellos terrenos quemados con especies autóctonas. Sobrán no fue ajeno a los efectos de los incendios forestales, por ello apostaron por castaños y robles, con el objetivo de dotar al monte de frondosas, por ello el robo supuso un importante varapalo económico para la entidad.


Algunos ejemplares fueron arrancados, por lo que se supone que los ladrones se los llevaron y que ahora están plantados en otra zona. Otros, directamente los rompieron.


No es la primera vez que los montes de la zona se ven afectados por este tipo de robos. Sin embargo, los comuneros de Sobrán han decidido no quedarse con los brazos cruzados y optaron por la acción. Quieren, también, que la medida tenga un efecto disuasorio. Tras varios robos sufridos, están decididos a hacerle frente a los ladrones para defender su política forestal y para evitar nuevos daños que vayan contra los montes y contra su patrimonio.

Comentarios