jueves 26/11/20

Denuncian que Carril y Vilaxoán dejan superar los cupos fijados en Os Lombos

Un vigilante de A Illa denuncia al presidente de a flote carrilexo por no pasar el punto de control oficial 

Una embarcación en la zona de extracción de libre marisqueo en Os Lombos do Ulla | gonzalo salgado
Una embarcación en la zona de extracción de libre marisqueo en Os Lombos do Ulla | gonzalo salgado

La tensión en el sector marítimo por la gestión de las zonas de libre marisqueo está en su punto más elevado. Un vigilante de la Cofradía de A Illa ha presentado una denuncia contra el presidente de a flote de Carril, Ricardo García Muñiz, por presuntamente saltarse el punto de control fijado en una batea en Os Lombos. Según la demanda hace ya unas semanas que ni la cofradía de Vilaxoán ni la de Carril siguen el procedimiento oficial y establecido en la vigilancia de los cupos de Os Lombos, O Bohído y Cabío. Es más, advierten que los mariscadores dependientes de estos pósitos lo que hacen es medir los cupos en “lanchas de la cofradía” y que en realidad “se permiten extraer más marisco de los cupos establecidos”.
Esta situación irregular, a juicio de los denunciantes, fue comunicada ya a la Consellería do Mar y también a la Dirección Xeral de Desenvolvemento Pesqueiro. Por el momento no ha habido respuesta por parte de la administración autonómica.
La denuncia del vigilante de A Illa va directamente contra el presidente de a flote y en la demanda se apunta que al realizar sus funciones “viene teniendo problemas con los pescadores de la cofradía de Carril, ya que la Xunta habilitó un punto de control de peso y tamaño para las capturas y los miembros del pósito se niegan a utilizar este punto”. El denunciante expone que él tiene orden de anotar el nombre y la matrícula de aquellas embarcaciones que pasan el control en la lancha y no en el punto de control habilitado por la Xunta.
Además de exponer en la denuncia el hecho de que se estaba utilizando un punto de control diferente al oficialmente establecido, el vigilante advierte que Ricardo García se enfrentó a ellos de muy malos modos y “buscando el enfrentamiento”. El vigilante teme que el presidente de a flote cumpla sus amenazas porque alega que “ya tiene conocimiento de que en su día Ricardo amenazó con golpear al anterior patrón mayor de Carril, Fernando Franco, y lo hizo esperándolo en su caso y golpeándolo con un palo que lo llevó al Hospital”. l

Comentarios