lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Denuncian a una tienda por el mal estado de los animales y su propietario lo niega

Imagen de la cobaya, que falleció a los pocos días | cedida

La denuncia de un particular derivó en la apertura de una investigación sobre una tienda de animales de Vilagarcía. La  denunciante es una mujer que el pasado lunes 23 de enero pasó, de casualidad, por delante del establecimiento, situado en el centro comercial, y vio a través del escaparate el estado en el que se encontraban los ejemplares.
 

Según relata en la denuncia que presentó ante la Comisaría de la Policía Nacional, había peces, pájaros y una cobaya que tenía un aspecto bastante malo, por lo que decide comprarla. La mujer, Sara M.L., explica que en la jaula donde estaba la cobaya había un “trozo de pan podre”, alimento que ni siquiera en buen estado deberían comer estos roedores.
 

Tras comprar a la cobaya, la chica advirtió al propietario del establecimiento de que lo iba a denunciar. La mujer llevó al animal a un veterinario de Santiago, que en un informe señala que se encontraba en un estado “caquéctico (delgadez extrema) y se palpa su esqueleto de forma evidente, presenta debilidad y algún resto de costras en periné, patas y alrededor de los ojos”.
 

La denunciante se hizo cargo del tratamiento de la cobaya, que requirió de alimentación a base de papilla durante seis días cada media hora, pero el animal no sobrevivió. La mujer acudió hoy a la Policía Local, que le explicaron que la denuncia tenía que ponerla en la Nacional y hasta allí se dirigió.
 

El propietario del establecimiento lo niega todo. Asegura que lleva treinta años al frente del negocio y que “los clientes de Fauna Arosa me conocen perfectamente”. Además, insta a la denunciante y a todos aquellos que pusieron críticas en las redes sociales a que lo demuestren.
 

“Le dije a la Policía que si encontraba algún solo animal muerto yo aceptaba la denuncia”, explica el propietario, que incide en que aportó toda la documentación a los agentes que se lo requirieron. Asimismo, asegura que las jaulas están “recién pintadas y limpias” y relaciona la denuncia con una animadversión hacia el enjaulamiento de animales que, incide, “me permite la ley”.
 

Licencia en regla

Al establecimiento fueron tanto el Seprona como la Policía Local y la Policía Nacional, que es el cuerpo que se encuentra investigando lo sucedido. Desde el Concello, hacen hincapié en que la administración municipal no es la que tiene competencias en este tipo de situaciones, sino la Xunta de Galicia. Lo que hace la entidad local en este tipo de casos es realizar una inspección, levantar acta y dar traslado al órgano competente. En este caso concreto, la patrulla de la Policía Local acudió a la tienda el mismo 23 de enero, tras recibir una llamada, e hizo un informe al respecto en el que consta que “se comprueba que no hay ningún animal a la venta que se encuentre muerto ni en aparente mal estado”, así como que todos tenían comida y bebida. Lo que sí perciben es que “en algunas jaulas, los comederos y bebederos se encuentran llenos de suciedad, tanto en el interior como en el exterior, así como algunos barrotes con telas de araña”. Los agentes hicieron inspección ocular y tomaron fotografías.  El informe fue trasladado al departamento de Medio Ambiente, para que lo envíe a la Xunta.  “El Concello actuó con diligencia e hizo todo lo que puede en base a sus competencias”, señalan fuentes municipales. La tienda tiene la licencia de actividad en regla.

Denuncian a una tienda por el mal estado de los animales y su propietario lo niega

Te puede interesar