jueves 26/11/20

La desaparición del berberecho marca la primera semana de libre marisqueo

Las capturas en los bancos arousanos apenas suman cinco toneladas, una cifra muy lejos de las peores campañas
Las capturas fueron muy escasas para los rañeiros arousanos | GONZALO SALGADO
Las capturas fueron muy escasas para los rañeiros arousanos | GONZALO SALGADO

Los resultados de la primera semana de la campaña de libre marisqueo, por muy provisionales que sean, no dejan lugar a dudas. El producto escasea en casi todas las especies y la desaparición del berberecho es ya un hecho.

Fueron cinco kilos y medio de este bivalvo los capturados por los rañeiros desde que volvieron al mar, a principios de la semana pasada. Así lo constatan los datos ofrecidos por la Consellería. La zona en la que más berberecho se logró coger fue Os Lombos, con 4,4 kilos.

Una cifra muy diferente de las veinte toneladas que se capturaban en 2019, cuando tras años de sequía el berberecho de Os Lombos volvía a ser el balón de oxígeno del sector.

No es mucho mejor la situación en el resto de las especies, con una japónica de la que apenas se capturan 1.163,66 kilos y una babosa que marca un triste récord, 2.038,4 kilos capturados en O Bohído, la máxima cantidad alcanzada en una semana en la que apenas se capturaron cinco toneladas de marisco, frente a las 19 capturadas en el mismo periodo de 2018, cuando se consideró que los datos de la campaña eran malos. El relojito, con apenas medio millar de kilos, tampoco supone el alivio que esperaban desde el sector.

Cese en a pie

La falta de producto, debido a los temporales, es precisamente lo que alegan desde la Agrupación de Marisqueo a Pie de Carril para pedir un cese de actividad por seis meses. La Xunta Xeral de la Cofradía votó el martes en contra de esta propuesta.

La Consellería do Mar, por su parte, señala que no recibió por el momento la propuesta de la Agrupación “relativa á modificación do plan de explotación”, que tendrá que ser evaluada por los técnicos. El departamento autonómico señala que, entre sus competencias, se encuentra “a posible adaptación” del plan siempre que “haxa unha causa xustificada”. Mar atribuye al ISM la decisión sobre el cese y la prestación. l

Comentarios