domingo 12.07.2020

Desestiman la querella contra cargos de la Xunta por el plan para reactivar Alfageme

El juzgado de Instrucción número 5 de Vigo no ha archivado la querella presentada en febrero de 2013 por el sindicato CIG por presunta prevaricación y malversación de fondos contra varios cargos .

Trabajadoras de Alfageme durante un encierro en Ribadumia	g. salgado
Trabajadoras de Alfageme durante un encierro en Ribadumia g. salgado

El juzgado de Instrucción número 5 de Vigo no ha archivado la querella presentada en febrero de 2013 por el sindicato CIG por presunta prevaricación y malversación de fondos contra varios cargos de la Xunta en relación con el frustrado plan de reactivación de la conservera Alfageme y las actuaciones de estos en la fase de liquidación de los bienes de la empresa. Fuentes sindicales apuntan estudian ahora si recurrir o no la decisión.
Las personas denunciadas por CIG son el director xeral del Igape, Javier Aguilera, el actual conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, su antecesor en el cargo, Javier Guerra, la conselleira de Facenda, Elena Muñoz, y la secretaria xeral técnica e do Patrimonio, Socorro Martín Hierro.
El sindicato nacionalista encuentra indicios de prevaricación por considerar que los cargos públicos demandados, “a sabiendas de su injusticia, dictaron una resolución arbitraria en un asunto administrativo”. Además, apuntan a que el ejecutivo autonómico sería responsable de la pérdida de casi 6 millones de euros durante el proceso de subasta de algunos bienes de la conservar. El problema, a juicio de CIG, es que la Xunta en la subasta pública del 20 de diciembre de 2012 solo compró unas naves vacías, sin tener en cuenta que hay otras fincas anexas a las mismas que no se subastaron.
El sindicato nacionalista considera que debido a la actuación de los responsables políticos denunciados, entre los que incluyen también al director del Igape, Javier Aguilera; y a la secretaria xeral do Patrimonio, Socorro Martín, durante el proceso de liquidación y venta de Alfageme se han perdido los 30 millones de euros que la Xunta pagó en concepto de avales, así como 5,9 millones de euros en la subasta de las naves y de las marcas de la conservera.
Por todo ello, solicitaban para los denunciados una pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público de entre siete y diez años. Con la presentación de esta querella, la CIG pretende exigir responsabilidades a quienes, a su entender, “de forma irresponsable” gestionaron el proceso de venta de Alfageme. La portavoz de Alimentación de la CIG, Rosa Abuín, lamentaba ayer la respuesta de la justicia. “Neste país nunca pasa nada”, dijo. La realidad es que tras la compra de los terrenos y las naves, la Xunta no ha dado a conocer ningún tipo de contactos con empresas interesadas en la reactivación industrial. La nave de Vilaxoán ya ha sido objeto de robo de material que incluso llegó a provocar un vertido en la zona ante la falta de vigilancia y el evidente abandono. 

Comentarios