lunes 01.06.2020

Detenido por herir a dos policías nacionales que lo redujeron tras una fuerte pelea en la Praza de España

La última hora del sábado se complicó, y mucho, para las fuerzas de seguridad de Vilagarcía. Lo que empezó como un intercambio de palabras entre tres personas derivó en una pelea en la que tuvo que intervenir una patrulla

El suceso tuvo lugar en el entorno de la Praza de España | d.a.
El suceso tuvo lugar en el entorno de la Praza de España | d.a.

La última hora del sábado se complicó, y mucho, para las fuerzas de seguridad de Vilagarcía. Lo que empezó como un intercambio de palabras entre tres personas derivó en una pelea en la que tuvo que intervenir una patrulla de la Policía Nacional y otra de la Policía Local. Todo se inició al filo de las diez y media de la noche en el entorno de la Praza de España, en pleno centro de la capital arousana. Al parecer los ladridos de un perro peligroso atado a una de las farolas de esta plaza fueron los desencadenantes de todo. Según testigos de lo acontecido en la trifulca estuvieron implicadas tres personas y fue una de ellas, J.O. C de unos 50 años de edad y vecino de Vilagarcía, el que pronto pasó de los gritos al intento de agresión.

El cruce de palabras fue tan a mayores que al lugar tuvieron que acudir los agentes tanto de la Policía Nacional como de la Local. Los testigos señalan que J.O.C. estaba “fuera de si” y que en todo momento intentó enfrentarse a los dos agentes que intentaban reducirlo. Fue en ese cuerpo a cuerpo donde los policías nacionales recibieron fuertes golpes y heridas, por los que tuvieron que ser atendidos y se encuentran de baja médica.

El intento de escabullirse no le sirvió de nada a J.O.C. que finalmente fue detenido y hoy mismo pasará a disposición judicial.

Persona conflictiva
Testigos de la trifulca reseñaban ayer que “ese home non está ben”, refiriéndose a que “non é a primeira vez que protagoniza pelexas deste tipo e que se mete coa xente”. De hecho en más de una ocasión el ahora detenido llegó a amenazar a las dependientas y cajeras de un supermercado de la zona que, ante el temor de que estas fuesen a mayores, se vio en la obligación de contratar seguridad privada.

La gente del lugar que lo conoce señala que “non é a primeira vez que fai das súas” y advierte que “esperemos que a cousa non vaia a maiores”. Por lo de pronto J.O.C. está detenido a la espera de que sea hoy la jueza la que determine si queda en libertad o si ingresa en prisión.

Lo cierto es que sucesos como el acontecido este fin de semana evidencian la necesidad de aumentar los efectivos policiales en la Comisaría de Policía que, en más de una ocasión, se han visto al límite.

De hecho hace tan solo una semana que los sindicatos policiales convocaban una concentración ante la Subdelegación del Gobierno de Pontevedra en la que, precisamente, se reclamaban más medios materiales y humanos para el cuerpo de la Nacional en la capital arousana. De hecho en más de una ocasión desde la Unión Federal de Policía (UFP) han denunciado que la plantilla se encuentra “bajo mínimos” y que la situación será inviable si no se toman las medidas oportunas para paliar la falta de personal. Y es que, entienden desde el sindicato policial, la falta de agentes y de patrullas repercute directamente en la seguridad de la ciudadanía cuando hay sucesos en los que hay que intervenir. l

Comentarios