La farmacia del Hospital do Salnés cierra por vacaciones y los tratamientos se dispensan en Montecelo

Hospital do Salnés | g. salgado

El servicio de Farmacia del Hospital do Salnés no funciona durante estos días debido a las vacaciones de su titular. El puesto no se cubrió durante este periodo, lo que obliga a aquellos que necesitan tratamientos hospitalarios a desplazarse a Montecelo o a aplazar la cita hasta la próxima semana, cuando ya volverá a estar en funcionamiento.


La situación se prolonga, al menos, desde principios de la semana pasada y los usuarios recibieron, como única explicación, que la titular del departamento se encontraba disfrutando del periodo legal de vacaciones.


Los usuarios reclaman que esta situación no vuelva a repetirse y que, en caso de baja o vacaciones, se cubra el puesto para que las personas que no disponen de medio de transporte no tengan que desplazarse a Pontevedra para recibir su tratamiento.


No es la primera vez que surgen críticas de este tipo con respecto a la atención sanitaria. Recientemente, en el propio centro de salud de San Roque se colgaba un cartel en el que se informaba de que, debido a vacaciones o bajas, solo había cuatro médicos de los catorce en catálogo, por lo que las citas estaban colapsadas. Al día siguiente, la plantilla se amplió en un facultativo.


Otro punto en el que surgen quejas es en el PAC de Caldas, que desde ayer funciona con un solo médico. Las fiestas navideñas y el verano suelen ser los periodos más conflictivos para la atención sanitaria en el área de Pontevedra- O Salnés.


Estabilidad en los ingresos

Una sanidad que, sobre todo en lo que se refiere a la Atención Primaria, continúa muy afectada por la pandemia de coronavirus y, en concreto, por la variante ómicron. Los casos continúan al alza en el área sanitaria de Pontevedra- O Salnés, aunque de forma menos acelerada.


La mayor subida se registra en Vilagarcía, que suma 32 casos más y tiene ya un total de 725. En el caso de Cambados, alcanza los 330 vecinos contagiados, nueve más que el día anterior; Meis suma cinco casos más y un total de 38; O Grove y Vilanova incrementan sus positivos en nueve y tienen 151 y 140, respectivamente; mientras que Sanxenxo tiene 4 más y un total de 250; Meaño suma diez más y un total de 84 y A Illa incrementa en dos sus contagios, alcanzando los 82. La excepción la marca Ribadumia, que logra bajar en cinco su cifra de vecinos contagiados y tiene un total de 65.


Los test de antígenos realizados en diversos puntos de Vilagarcía entre los días 24 y 31 de diciembre arrojaron un total de 102 positivos.


En cuanto a la situación hospitalaria, registra una ligera mejoría, con 37 pacientes ingresados en planta y nueve en la Unidad de Cuidados Intensivos.


En cuanto al resto de comarcas arousanas, tanto la de O Barbanza como la de Ulla- Umia registran un 

descenso de la incidencia a siete días. En el área sanitaria de la que dependen los municipios del norte de Arousa hay 47 pacientes en planta y 6 en la UCI.

La farmacia del Hospital do Salnés cierra por vacaciones y los tratamientos se dispensan en Montecelo

Te puede interesar