sábado 26/9/20

Una farola derribada hace dos meses en un accidente se sostiene con una cinta a una casa

Hace alrededor de dos meses que un coche se empotró contra una farola del alumbrado público del vial que discurre en torno al campo de fútbol del San Martín, en Vilaxoán.

La farola lleva meses atada con un precinto al cierre de una vivienda en Vilaxoán  | mercedes rolán
La farola lleva meses atada con un precinto al cierre de una vivienda en Vilaxoán | mercedes rolán

Hace alrededor de dos meses que un coche se empotró contra una farola del alumbrado público del vial que discurre en torno al campo de fútbol del San Martín, en Vilaxoán. Tras el impacto la farola cedió en su rigidez por la parte más baja y los efectivos de Emerxencias tuvieron que precintarla como medida preventiva. Lo hicieron pasando la cinta del precinto por el cierre de piedra de la vivienda aledaña y complicando el paso por la acera que, en esa zona, ya no es excesivamente ancha.
La propietaria de la vivienda es la que ahora insiste en que la situación debe resolverse cuanto antes. “Xa presentei ata dúas queixas no Concello para que veñan a solucionar isto canto antes e non hai maneira”, explica. Lo que le dicen, asegura esta vecina de Vilaxoán, es que “están esperando polo material”. Un material que, insiste, “parece que non dá chegado”.
No es solo la dueña de la casa a la que está atada la farola la que se queja de esta situación. Otros vecinos del lugar arropan su reivindicación y señalan que “é un perigo que isto estea así, porque non se pode pasar pola beirarrúa e tes que baixar á estrada por donde circulan os coches e iso é perigoso”.
Además, a mayores, la farola está prácticamente arrancada de su base y ladeada, de ahí que la vecina tema que pueda caerse en cualquier momento y hacer daño a alguien. La zona es transitada habitualmente no solo por peatones, sino también por vehículos que circulan justo pegados a donde se encuentra la farola dañada.
“Eu creo que dous meses de espera xa son máis que suficientes para esperar a que isto se arregle. Se pasa algo é cando imos botar todos as mans á cabeza”, argumenta cabreada.

Comentarios