lunes 26/10/20

Una finca abandonada en Trabanca Badiña obliga a los vecinos a convivir con ratas

Una finca abandonada trae de cabeza a los vecinos de Trabanca Badiña, obligados a convivir con ratas  “como conejos” y con todo tipo de bichos que se esconden tras una maleza de elevadas

la finca es bastante grande y la maleza, sin cortar, alcanza una altura considerable	salgado
la finca es bastante grande y la maleza, sin cortar, alcanza una altura considerable salgado

Una finca abandonada trae de cabeza a los vecinos de Trabanca Badiña, obligados a convivir con ratas  “como conejos” y con todo tipo de bichos que se esconden tras una maleza de elevadas dimensiones que invade aceras y terrenos de otras viviendas y bares. Se trata de unos terrenos de gran superficie que comienzan en la Calle de Patiño y finalizan en la Praza de Carús, muy cerca del centro para personas con alzheimer y de un parque infantil.
Una situación de insalubridad que no es la única que viven estos vecinos, que denuncian que las máquinas de limpiar apenas pasan por el barrio. La suciedad se acumula por calles como Magnolio, 1º de Mayo o 8 de Marzo, pero es donde se encuentran los contenedores donde el olor se hace insostenible.
Y es que la calzada se encuentra llena de restos de comida y líquidos que llevan meses sin limpiarse. “Nunca hemos visto una máquina por aquí”, comenta un vecino que ha mostrado su malestar en el Concello en varias ocasiones.
Aunque lo que más les preocupan son los peligros que se esconden en la selvática finca que ocupa una buena parte del centro de Trabanca Badiña. Por ello piden al gobierno local que ordene  a los dueños de estos terrenos que procedan a limpiarlo o “si no que lo haga el Concello y les pase la factura”.
Una opción que, según defendieron en varias ocasiones desde el ejecutivo de Tomás Fole, se antoja complicada por cuestiones judiciales. Por ello, en la mayoría de las ocasiones se opta por la apertura de expedientes que permanecen durante años sin resolver por la lentitud de la burocracia y la falta de respuesta de los titulares en cuestión, que con frecuencia hacen caso omiso de estos requerimientos e incluso de las sanciones económicas que se llegan a establecer desde la administración local.
Lo cierto es que en este caso la situación de estos terrenos afecta a numerosos vecinos de Trabanca Badiña, ya que la maleza que sobresale de esta finca impide el paso en las aceras e invade jardines privados. Además, la presencia de roedores en un lugar próximo a viviendas, locales culturales y hosteleros, y un parque infantil, resulta muy molesta para estos vecinos, que piden el amparo del gobierno local.

seguridad
Pero la falta de limpieza no es la única queja de los vecinos de Trabanca Badiña que denuncian la presencia de un hoyo con agua muy peligroso a escasos metros del parque. “Es como un pantano y cuando llueve el agua hace como remolinos. Los niños juegan ahí al fútbol y cuando se les cae allí el balón van a buscarlo porque no ven el peligro”, asegura un residente en la zona.
El mal estado de las bandas rugosas en la Rúa Magnolio, donde los coches pasan a veces a gran velocidad, también preocupa a los vecinos que piden que se sustituyan por pasos elevados.

Comentarios