viernes 21.02.2020

La Xunta duda de que el mejillón que causó la alerta en Francia fuese gallego

Las deficiencias en los documentos de registro del mejillón comercializado en Francia que provocó la alerta sanitaria tras varios casos de gastroenteritis impiden  asegurar con certeza que “tivese orgixe 

francia levantó el veto al mejillón gallego a principios de este mes	g.s.
francia levantó el veto al mejillón gallego a principios de este mes g.s.

Las deficiencias en los documentos de registro del mejillón comercializado en Francia que provocó la alerta sanitaria tras varios casos de gastroenteritis impiden  asegurar con certeza que “tivese orgixe galega ou que non tivese sido sometido a procesos de mestura ou inmersión posterior”, según declaró ayer en el Parlamento el secretario xeral de Mar, Juan Maneiro.
El responsable autonómico garantizó el buen funcionamiento del sistema de control de biotoxinas en la producción gallega. Con los datos de los que dispone el departamento que dirige Rosa Quintana son dos las posibles líneas de entrada del mejillón que provocó la alerta sanitaria en el mercado francés: Una depuradora española de fuera de Galicia o dos instalaciones de depuración situadas en el país galo.
Maneiro también recordó que “trala alerta inicial atribuída a un episodio de biotioxina, as propias autoridades francesas cambiaeoron (nunha data non determinada), a orixe do brote no sistema de Alerta Rápida da UE, atribuíndoo agora a microorganismos patóxenos”.
Pero aunque el secretario xeral de Mar garantiza la seguridad de los sistema de control y trazabalidad del mejillón en Galicia  advierte de que los objetivos que busca la legislación alimentaria “poden verse menoscabados se os operadores da cadea alimentaria, sobre todo os establecementos de destino, non dispoñen dun sistema de autocontrol axustado aos riscos deste tipo de produtos”.  Asimismo, Maneiro incide en que  “tampouco poderán así adoptar as medidas proporcionais á magnitude do problema, de xeito que se evite un enorme dano na reputación dun produto e dun sistema de control coma o galego, que é un referente mundial”. Por todo ello, desde la Xunta pidieron información a Francia y a la Comunidad Autónoma de Cataluña.

Comentarios