viernes 10.07.2020

El mercado regresa mañana y gana nuevos espacios en Arcebispo Lago y Vista Alegre

En la calle de la plaza de abastos solo habrá una línea de puestos y se mantendrá el doble sentido de circulación
El mercadillo se limitaba hasta ahora a alimentación y flores | g. salgado
El mercadillo se limitaba hasta ahora a alimentación y flores | g. salgado

El tradicional mercadillo regresará mañana a las calles de Vilagarcía, con el mismo número de puestos pero con nueva distribución. Una reordenación que gana espacios en Arcebispo Lago y Vista Alegre y libera otros más estrechos, como las plazas de O Castro y la del quiosco reconvertido en centro de difusión de la actividad municipal, así como las estrechas calles que unen esta zona con la de Doutor Carús.

El cambio más significativo se produce en Alexandre Bóveda, donde se encuentra la plaza de abastos, donde solo habrá una zona de estacionamiento de coches, en paralelo al edificio histórico y hasta el cruce con Valle Inclán. Los puestos mirarán hacia el edificio y la eliminación de estacionamientos permitirá mantener los dos carriles y, por tanto, el doble sentido de circulación.

Las aceras ganarán amplitud que, por el momento, se señalizará con pintura, mientras no se completa la obra prevista en los planes de humanización.

La Praza de O Castro se libera de puestos, con lo que se pretende también proteger un espacio que sufría un deterioro por el paso de furgonetas. Las calles Castro, Vergara, Rúa do Cristo y Xeneral Pardiñas también dejan de ser escenario del mercadillo, debido a su estrechez. Los ambulantes, a cambio, se reubicarán en los primeros tramos de Arcebisopo Lago (desde el cruce con Alexandre Bóveda y Brandariz) y Vista Alegre (hasta el Pazo). Para garantizar el acceso de vehículos a los garajes situados en las calles de la zona, las tareas de carga y descarga y dar servicio al Hotel Castelao, se cambia de sentido Conde Vallellano, que pasa a ser de entrada desde O Cavadelo.

Comentarios