martes 29/9/20

El olor y la picazón provocados por emanaciones de una avería en Foresa alertan a los caldenses

A falta de datos de la empresa, podrían haberse producido por el traslado del producto inservible
Imagen de archivo de la empresa química Foresa ubicada en Caldas de Reis, en el límite con Portas | cedida
Imagen de archivo de la empresa química Foresa ubicada en Caldas de Reis, en el límite con Portas | cedida

Una avería mecánica en una línea de producción de la química Foresa provocó entre ayer y el sábado emanaciones que alertaron a la población de Caldas y Portas por olores raros, similares al gas ciudad, y en algunos casos síntomas como picores de garganta. No fue necesario activar ningún plan de emergencia porque no se trató de una fuga propiamente dicha, según trasladaron los servicios de emergencias. La principal hipótesis que se baraja es que se produjeran al trasladar el fenol inservible a las balsas de emergencia utilizadas en estos casos y previo a su almacenaje en depósitos que luego son trasladados y destruidos por parte de una empresa autorizada. Todo ello ayudado por la falta de corrientes de aire y el calor sofocante registrado en estos días. 

El propio alcalde, Juan Manuel Rey, explicó que “no hay riesgo que obligue a tomar medidas” aunque comprendió las “lógicas molestias” y espera que la compañía “aclare los motivos”. 

La Policía Local y el 112 recibieron llamadas, sobre todo ayer, de vecinos que detectaban un olor raro. La agrupación de voluntarios de Protección Civil de Caldas también estuvo pendiente e incluso fue invitada por la dirección de Foresa a acceder a las instalaciones para ver el proceso. De hecho, su jefe, José Sieiro, explicó que curiosamente los olores detectados en el pueblo no se daban junto a la balsa. También indicó que la operación de desalojo del producto inservible fue realizada el sábado sobre las 20:30 horas y que el incidente se había producido sobre la una de la tarde. 

Según le trasladaron al propio Sieiro, este se corresponde con una avería mecánica en el sistema de refrigeración de una cadena de producción, que se paró en cuanto se tuvo constancia del problema para realizar la reparación. Además, posteriormente se aplicaron “cortinas” de agua fría en dispersión para eliminar cualquier posible emanación que hubiera en el ambiente. 

Cabe recordar que el plan de emergencia de Caldas cuenta con un protocolo especial para el caso de la factoría química y hace algunos años se realizó un simulacro de accidentes.

Comentarios