domingo 05.04.2020

Piñeiro solicitará que Moraña sea la sede del GES y acusa al alcalde de Caldas de “electoralista”

La regidora asegura que quiere dar a los vecinos un servicio “imprescindible para a bisbarra”
Concentración de los trabajadores del GES reclamando la readmisión y la continuidad del servicio | GONZALO SALGADO
Concentración de los trabajadores del GES reclamando la readmisión y la continuidad del servicio | GONZALO SALGADO

El Concello de Moraña pedirá ser la nueva sede del GES de Ulla- Umia. Así lo planteará la alcaldesa, Luisa Piñeiro, a la Comisión de Seguimiento, de la que forman parte Xunta, Diputaciones y Fegamp. Para ello, antes será necesario incluir al municipio en el ámbito del grupo supramunicipal.

“Todos os concellos pedimos máis servizos ás administracións e lamentanos cando non poden atender as nosas peticións, porque os fondos non son infinitos”, aseguró Piñeiro, que dice no “entender” que Caldas no asuma el servicio y calificó de “escusas peregrinas” las razones dadas por el regidor socialista.

“É un servizo que quero darlle aos veciños”, aseguró la regidora del PP, que confía en que la Comisión de Seguimento valore la propuesta técnica y la disposición del Concello de Moraña y apruebe la solicitud. Además, Piñeiro señala que el municipio que gobierna ”cumple con todos os requisitos técnicos” para ser incluido en el ámbito de actuación de los GES.

“Sempre quixen este servizo, xa que, ademais de ser imprescindible para a bisbarra, acurta enormemente a atención das incidencias no noso concello e eliminaría toda zona de sombra”, dijo Piñeiro, que se muestra dispuesta a asumir el coste.

Rechaza la alcaldesa de Moraña los argumentos de Caldas para renunciar a la sede, “pese a ser cabecera de comarca” y acusa al alcalde, Juan Manuel Rey, de realizar un “manexo partidista e electoralista do GES”. Para la regidora conservadora “o fundamental é prestar o servizo canto antes a cidadanía”.

La sede del GES era Valga hasta finales de año pasado, pero el gobierno de Bello Maneiro renunció, lo que abocó al despido a doce trabajadores. Caldas decidió no asumir el servicio ante la judicialización de este conflicto y por el temor de la subrogación del personal una vez cuando ya esté en funcionamiento el GES.

Comentarios