lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Los placeros piden más control sobre las concesiones de puestos sin actividad en años

Los días en los que no hay mercadillo la Praza de Abastos apenas tiene puestos y tampoco clientela | gonzalo salgado

Visitar la Praza de Abastos sin que sea martes o sábado (coincidiendo con la celebración del mercadillo) es entrar en un edificio con pocos puestos activos y muy poca clientela. “Xaneiro está sendo complicado”, expone una de las vendedoras de pescado. Lo cierto es que es una imagen que se viene repitiendo desde hace años y contra la que tanto los propios placeros como el Concello quieren luchar con la aprobación de la ordenanza de usos y con un proyecto para modernizarla y activarla. “Todo o que veña está ben, pero o certo é que hai postos baleiros dende hai anos, de xente que leva anos sen ocupalos pese a ter a concesión”. Así lo expone el presidente de la asociación de placeros, Juan Carlos López. Un dato que choca, teniendo en cuenta que el propio Concello asegura que el 100 % de las concesiones están cubiertas desde hace años. Nada más y nada menos que las 92 disponibles. Eso sí, con la nueva ordenanza lo que buscan desde Ravella es evitar el absentismo. “Que haxa postos baleiros dá unha imaxe moi mala”, reconoce el presidente de los placeros. De hecho expone que “se hai xente que non quere vir e abandona o posto pois que se reagrupen os que hai para –cando a xente entre– vexa que hai actividade e non sitios totalmente baleiros”.


De los 92 puestos que existen en el Mercado de Abastos de Vilagarcía un total de 49 son de pescado fresco. En el interior también hay puestos en los espacios laterales que acogen carnicerías, congelados... y que suman un total de 16 (8 en cada ala). En los mesados también hay otros sectores diferentes al de pescado fresco. Aquí hay 11 placeros vendiendo fruta, verdura, chorizos, pan... Ya en el primer piso hay un puesto para bar y un total de 15 puestos exteriores. Aunque no todos los puestos deben acudir día tras día, sí es cierto que para no hacerlo debe existir una causa justificada. “Hai días que ao mellor pois parece que non compensa vir, pero se todos empezamos a faltar entón isto morre”, señala un vendedor del Mercado vilagarciano.


Los placeros confían en que la apuesta por modernizar el entorno, con la colocación de taquillas de frío para guardar productos y que el cliente pueda recogerlos cuando pueda, es vista con buenos ojos. “Está claro que hai que ir introducindo cousas novas. Todo suma e iso pode axudar moito ás vendas”. 

Los placeros piden más control sobre las concesiones de puestos sin actividad en años

Te puede interesar