martes 22/9/20

La Policía Local denuncia a varios grupos por compartir cachimba

Los agentes detectaron 14 infracciones durante las inspecciones en las zonas de ocio nocturno 
Agentes de la Policía Local patrullando por una de las zonas del centro vilagarciano | g. salgado
Agentes de la Policía Local patrullando por una de las zonas del centro vilagarciano | g. salgado

La Policía Local de Vilagarcía presentó un total de 14 denuncias durante el fin de semana, tanto a locales como a clientes. En cualquier caso, no todas las infracciones detectadas por los agentes están relacionadas con el protocolo de prevención del coronavirus, sino que también hubo alguna que otra vinculada a otros problemas del ocio nocturno, como el exceso de ruido o el incumplimiento de los horarios de cierre.

Lo más destacable es que los policías vilagarcianos denunciaron a varios grupos de personas  que se encontraban en diversos establecimientos y que compartían cachimbas, utilizando la misma boquilla.

Fuentes municipales señalan que, “en plena pandemia”, este tipo de comportamientos conllevan “un importante risco”, ya que favorece el contagio de coronavirus. Además, los agentes también presentaron denuncias contra ocho personas por no llevar puesta la preceptiva mascarilla.

Fueron un total de catorce denuncias las que se presentaron durante el fin de semana en Vilagarcía y la mayor parte de ellas contra particulares, lo que muestra un elevado cumplimiento de los protocolos por parte del sector hostelero.

Medidas a mayores
El Concello comienza ahora a instruir los expedientes que irán acompañados de la propuesta de sanción que corresponda en cada caso, según la normativa concreta a aplicar. Desde Ravella recuerdan que, tras varios avisos y dados los rebrotes y el incremento constante de casos de coronavirus, “na maioría dos casos relacionados con celebracións e co ocio nocturno”, desde el gobierno local ya se advirtió la semana pasada de que se intensificarían las inspecciones y se elevaría el importe de las sanciones a imponer, “coa finalidade de que se cumpran as normas tan necesarias para frear o avance da pandemia”, señalan fuentes municipales.

Algunos establecimientos de la movida nocturna vilagarciana también optaron por poner en marcha otro tipo de medidas, como el cobro de entrada para limitar el acceso y, al mismo tiempo, favorecer que sea escalonado. La expulsión del establecimiento de todo aquel que no lleve la mascarilla puesta es otra de las medidas que los hosteleros se han visto obligados a tomar, debido al cariz de la situación sanitaria y, también, al incremento de clientes durante el verano.

Comentarios