lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

La Policía Nacional se incauta de diversas sustancias y detiene al dueño de un bar y a uno de sus empleados

Un momento del operativo en un establecimiento

Dos detenidos y varias dosis de diversas drogas incautadas es el saldo de uno del operativo contra el menudeo en las zonas de ocio, que llevó a cabo en la noche del viernes la Policía Nacional de Vilagarcía. Un dispositivo en el que participaron un buen número de agentes uniformados, entre ellos el jefe de la Comisaría, Luis Ombreiro, pero que se caracterizó, además, por unos asistentes especiales: La unidad canina.


Tres perros especializados en la detección de drogas acudieron junto a los agentes a registrar tanto el interior de los bares como a sus empleados y a los clientes. En estos cacheos se encontraron una cantidad bastante importante, teniendo en cuenta el contexto, de cocaína, 25 gramos distribuidas en seis dosis; también localizaron sobre treinta gramos de marihuana y ocho de hachís.


El propietario de un establecimiento situado en la Rúa Baldosa de la zona de O Castro, así como uno de los camareros, fueron detenidos en el marco de este operativo y pasaron durante la mañana de ayer a disposición judicial. El establecimiento fue cerrado por la Policía Nacional hasta que se adopten las medidas oportunas.


Además, durante este dispositivo los agentes también se incautaron de dos navajas, según fuentes de la Policía Nacional.


Incremento de actas

Un bar en Doctor Carús, otro en A Baldosa (zona de O Castro) y otro en la subida de la estación de tren fueron las paradas realizadas durante la jornada del viernes por los agentes de la Comisaría de Vilagarcía. Pero el dispositivo no se quedó ahí, sino que también se realizaron registros de drogas a conductores en la rotonda de Larsa.


El objetivo de este tipo de dispositivos no solo es el de la lucha contra el menudeo, que desde la Comisaría consideran uno de los problemas más importantes en una ciudad que, por lo demás, tiene un comportamiento bastante tranquilo.


La intención, según reconocen desde el propio cuerpo, es dar visibilidad al trabajo que se lleva a cabo, para que, al menos, este tipo de tráfico a pequeña escala no se haga de una forma tan evidente como solía ser frecuente.


De hecho, fue uno de los primeros retos que se marcó Luis Ombreiro desde su llegada a la Comisaría de Vilagarcía.


Durante este tiempo, según datos de la propia Subdelegación del Gobierno, las actas por consumo o posesión de estupefacientes se incrementaron en más del sesenta por ciento.


Además, también creció en 17 puntos el índice de esclarecimiento de delitos. En cuanto a los datos de criminalidad, en relación a 2019, que es el periodo que se tiene en cuenta debido al comportamiento anormal de 2020 y 2021 (con pandemia, confinamientos y otras restricciones), los robos descendieron de forma importante en el municipio.


Para seguir mejorando estos datos, la plantilla de la Policía Nacional lleva a cabo estos operativos, que pretenden asestar golpes a un menudeo que es causa indirecta de otros delitos.

La Policía Nacional se incauta de diversas sustancias y detiene al dueño de un bar y a uno de sus empleados

Te puede interesar