viernes 20.09.2019

Ravella busca pagar con fondos europeos el 80 % del carril-bici del paseo marítimo

El Concello solicita una ayuda que asciende a 1,1 millones de euros y pondría 275.701 de fondos propios
El carril-bici se ejecutará pegado al paseo marítimo, en el lado que da a la playa | g. salgado
El carril-bici se ejecutará pegado al paseo marítimo, en el lado que da a la playa | g. salgado

El Concello de Vilagarcía solicitará financiación de fondos europeos para poder llevar a cabo la ejecución del carril-bici en el paseo marítimo que une el centro de la ciudad con la localidad carrilexa. Así lo han confirmado fuentes municipales que apuntan a que la idea es financiar el 80 % de la obra con los fondos Feder y el 20 % restante con fondos de la propia administración local. Así pues la cantidad que solicitará Ravella a Europa asciende a un total de 1.102.807 euros, mientras que las arcas locales aportarían la cantidad de 275.701 euros.

Según explican desde el Concello vilagarciano la solicitud, que se tramita a través del Ministerio de Transición Ecológica de España, encaja en la línea 8 del Real Decreto que regula estas ayudas europeas. Esta está destinada a financiar la implantación de planes de movilidad urbana sostenible. Es bien sabido que en los últimos años el ejecutivo socialista apuesta por el uso de la bicicleta como medio de transporte alterantivo. 

Cabe destacar que en el caso de este carril-bici en el paseo marítimo de A Concha-Compostela el anteproyecto ya lleva meses en el Concello. Según el estudio elaborado por AM2 Arquitectos la infraestructura tendrá una longitud de 1.273,50 metros y 3 metros de ancho total. El carril partirá de la zona de O Ramal, conectando con el tramo que actualmente finaliza justo ahí. Terminará a la altura del espigón de la llamada Rúa San Andrés, justo donde se encuentra el lavadero a pie de paseo. El carril discurrirá por la parte exterior del actual paseo, hacia la zona de la playa, dado que el ancho que tiene el arenal es más que suficiente.

La idea es que la superficie se construya sobre una base de hormigón armado de 20 centímetros de espesor que se cubrirá con un pavimento específico para la rodadura de las bicicletas con la adherencia necesaria y con una gran durabilidad. La plataforma, que será de color verde, se dividirá en uan zona de circulación de para bicicletas (con doble sentido) y en otra denominada “buffer”, que separará lateralmente el carril-bici del actual paseo peatonal. En el lateral opuesto, el que dará a la playa, se instalará un borde de 10 centímetros de alto para evitar que la arena penetre en la senda ciclista. La actuación incluye el pintado de toda la señalización horizontal, en la que se prevén pasos de peatones para que la gente pueda atravesar desde el paseo hacia la playa y también se propone la plantación de árboles y la instalación de bancos a lo largo de toda la nueva infraestructura. Ya se cuenta también con los permisos de Costas pertinentes y necesarios.

Comentarios