Martes 11.12.2018

Reportaje | Enrique León con Darío Castro: Una dosis de realidad para “Fariña”

La web de la serie “Fariña”, que emite cada miércoles Antena 3, recoge las entrevistas de algunos de sus protagonistas con las personas reales que se enfrentaron al narcotráfico en Arousa. Una de ellas es la de Enrique León con el actor que interpreta a Darío Castro, inspirado en el que fue jefe de la Udyco

Enrique León durante su conversación con Tristán Ulloa, que da vida en “Fariña” al sargento Darío Castro | cedida
Enrique León durante su conversación con Tristán Ulloa, que da vida en “Fariña” al sargento Darío Castro | cedida

La serie “Fariña” reproduce, con un éxito de pantalla, una versión peculiar de un negocio, el del contrabando primero y el del narcotráfico después, que marcó ya para siempre la historia de los municipios bañados por la Ría de Arousa. Pero se trata, efectivamente, de una ficción, con un frecuente recurso a la dramatización que no debe quedar como fuente para estudiar aquella época oscura.
Ante este panorama resulta imprescindible la otra vertiente, que también se puede ver en la web de “Fariña”, y que recoge conversaciones de los actores de la serie con personas que se enfrentaron de forma real al narcotráfico. Uno de ellos fue Enrique León, que llegó a ser jefe de la Udyco y también tuvo los mandos de la Comisaría de Vilagarcía. En él se inspira el personaje de Darío Castro, que protagoniza Tristán Ulloa, quien durante el rodaje compartió una interesante conversación con su “álter ego”. Un diálogo en el que León no esquiva ninguna de las preguntas y pone la dosis de realidad necesaria para entender cómo fue el paso del contrabando, aceptado socialmente, al narcotráfico.
Para el segundo caso, el expolicía niega la complacencia social que, reconoce, sí se dio con el tabaco. “La sociedad siempre repudió el narcotráfico. Hubo colaboración ciudadana”, asegura León, que no cree que la legalización de las drogas sea el paso para acabar con un mercado negro que sigue centrando buena parte de las investigaciones policiales.
“Ya tenemos bastantes drogas legales”, señala León, que no evita tampoco la espinosa pregunta sobre los colaboradores de los narcos. “En Cambados había que llevarse las escuchas para casa porque Sito tenía gente en los juzgados”, dice en referencia a Miñanco, que inspira al protagonista de la serie.
También entre sus compañeros de trabajo fue necesario establecer medidas. “A veces veías que alguno de tu equipo empezaba a tener un nivel de vida alto, que no se correspondía con su sueldo, entonces establecías un sistema de vigilancia y a veces te llevabas alguna sorpresa”.
Los difíciles comienzos
León recuerda los primeros momentos como difíciles (“no había medios”), tanto en la lucha contra el contrabando, solo penado a partir de 1982, como en el caso del narcotráfico. “Fue en el 87 cuando empezamos a darnos cuenta de que se habían pasado a la droga. Mandábamos notificaciones a Madrid a diario”. Pero no fue hasta mucho después, cuando se interceptó una conversación entre Alfredo Cordero y el número 2 de Escobar, cuando en “Madrid” empezaron a hacer caso. Ahora, la situación ha cambiado. “Hay muchos más medios y todo está centralizado”, explica León.

Comentarios