domingo 05.07.2020

Reportaje | Los petroglifos de Meadelos y Os Ballotes brillarán con luz propia

En el credo de los arqueólogos hay una premisa: lo que el hombre antiguo creó no lo destruya la mano del hombre moderno. Los petroglifos de Os Ballotes y Meadelos no serán menos y el proyecto iniciado ayer .

Vista del yacimiento de arte rupestre de Bamio | gonzalo salgado
Vista del yacimiento de arte rupestre de Bamio | gonzalo salgado

En el credo de los arqueólogos hay una premisa: lo que el hombre antiguo creó no lo destruya la mano del hombre moderno. Los petroglifos de Os Ballotes y Meadelos no serán menos y el proyecto iniciado ayer para su recuperación y puesta en valor será de “mínimos, o menos intervencionista posible”. Lo avanzaba el mismo director de los trabajos, el arqueólogo y socio de la firma especializada A Citania, Israel Picón. El experto promete que este yacimiento brillará con luz propia porque todas las actuaciones previstas están pensadas para que “sobresaian os elementos, non as obras”.

El mal tiempo impidió dar comienzo a la primera fase de limpieza en seco de estos grabados de arte rupestre que, a pesar de sus 4.000 años de antigüedad, están “en bastante bo estado”. De hecho, el equipo se dedicó a hacer los primeros registros fotográficos, pequeñas prueba de limpieza, trabajos previos al levantamiento topográfico, etc. Entre sus miembros está la vilagarciana Iria López Ballesteros, restauradora con amplia experiencia y la encargada de esa tarea, que consistirán en una actuación blanda, sin emplear ningún tipo de producto y sí mucha paciencia, además de mantener los líquenes de las piedras.

La visión de su autor
Además de la puesta en valor de estas y el entorno, el proyecto puesto en marcha por el Concello de Vilagarcía, tiene afán investigador. Picón destacó que estos grabados de la Edad de Bronce ya han sido objeto de estudios previos realizados por “investigadores moi bos” como la propia López, la arqueóloga y doctora en Geografía e Historia, Beatriz Comendador, o mismo el descubridor de su existencia, el artista Enrique Campo, que incluso los dibujó a principios del siglo XX. Sin embargo, es posible que salgan a la luz nuevas interpretaciones sobre este yacimiento en el que destacan sobre todo elementos zoomorfos de “tipo naturalista que representan o que o autor estaba vendo, aínda que tamén hai esqueomorfos, figuras simbólicas.. Feitos cun obxectivo claro”, explica el experto.

Para documentarlos se emplearán técnicas nuevas para este yacimiento como la fotogrametría, que permite captarlos sin necesidad de calcos y frotados, como se hacía antaño. También se tomarán imágenes nocturnas porque podrían observarse nuevos diseños antropomórficos.

Esa premisa de tocar lo menos posible se trasladará incluso al entorno. Su limpieza y adecuación es una de las necesidades más urgentes y A Citania cuenta en su equipo con un arquitecto para realizar un proyecto de camino para el paso de visitantes empleando jabre y cal hidráulica, controlando las vías de circulación natural del agua para evitar que alcance a las piedras en días muy lluviosos y poco más.

En el proyecto, cuya inversión asciende a 23.000 euros, también trabajarán otro arqueólogo, dos restauradoras y un diseñador gráfico, que se encargará de crear los nuevos planes explicativos y también serán “pouco chamativos, o importante é que sobresaian os elementos”, insistió Picón. Además aprovecharán el que ya hay en la zona y tiene tejado.

“Pertence a todos os galegos”
A Citania tiene que elaborar una memoria final y todos los trabajos estarán coordinados con Patrimonio pues, como recordó el propio arqueólogo, se trata de un Ben de Interese Cultural (BIC). Y es que “é arte que pertence a todos os galegos”, añadió. De hecho, el director del proyecto considera digna de consideración esta iniciativa municipal porque “nos últimos 30 ou 40 anos estase perdendo a arte rupestre en Galicia e a pasos axigantados, a pesar de que hai una lei, más formación e concienciación”. Es más, aseguró que “faltan moitísimos por documentar ou simplemente por incluír no catálogo da Xunta”. Si todo va bien, los de Bamio volverán a brillar con luz propia en el mes de junio.

Comentarios