lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Los requisitos “personalizados” o la división de contratos, entre los riesgos que fija el Plan Antifraude

Fachada de la Casa Consistorial de Vilagarcía de Arousa | d. a.

El gobierno local eleva a Pleno un Plan de Medidas Antifraude, un documento que exige la legislación para poder optar a los fondos europeos de recuperación y resilencia. En él se recogen una serie de riesgos que podrían afectar a la administración local a la hora de licitar y contratar, así como una serie de actuaciones para minorarlos. La división de contratos, las licitaciones “personalizadas”, con requisitos que solo un ofertante puede cumplir; las prórrogas o los contratos a terceros a los que se quiere favorecer, así como los sobornos o comisiones, son algunos de los riesgos que se detectan en el plan.


Así, entre otras cosas, en la evaluación de riesgos el plan señala que “se puede adjudicar un contrato a un licitador en el que un miembro del personal tiene algún interés, económico o de otro tipo”; pero también que se puede “dividir un contrato en dos más pedidos o contratos, a fin de no tener que aplicar el procedimiento de concurso competitivo o de soslayar la revisión por parte de una instancia superior”.


Un tipo de riesgo que sería un incumplimiento de un procedimiento de concurso obligatorio, al igual que “falsear la justificación para contratar con un único proveedor a base de definir unas especificaciones demasiado restrictivas”. En este ámbito, y como parte del riesgo que se define como “manipulación del procedimiento”, se señala “adaptar las convocatorias de ofertas o propuestas incluyendo unas especificaciones que se ajusten exclusivamente a las características de un determinado licitador, o que únicamente un licitador pueda cumplir”.


Medidas a tomar

Otros riesgos, podrían producirse una vez finalizada la obra. En este sentido, y dentro del definido como “falta de entrega o de sustitución de productos”, se señalan las posibilidades de que los adjudicatarios sustituyan los productos especificados en el contrato por otros de calidad inferior, así como que no se presten algunos de los servicios establecidos en el contrato..La ejecución de tareas con personas cuyas cualificaciones son insuficientes; la falsificación de los justificantes o la reclamación indebida de horas extraordinarias son otros de los riesgos que se establecen en el Plan que debatirá la Corporación.


El documento también establece una serie de actuaciones y medidas de prevención que debe adoptar el Concello. “A modo de refuerzo del compromiso con la integridad institucional, realizará una comprobación cruzada”, señala el Plan. En primer lugar, como forma de detección, se establece un Documento de Ausencia de Conflicto de Interés, que contempla la posibilidad de abstenerse; pero también un catálogo de “banderas rojas”, señales de alarma, pistas o indicios de un posible fraude. Entre estas “red flags” se señalan: Presentación de una única oferta o número anormalmente bajo de proposiciones; extraordinaria similitud entre los pliegos rectores del procedimiento y los productos o servicios ganadores; quejas de otros licitadores; pliegos con prescripciones más restrictivas que en procedimientos previos o con cláusulas “no comunes o poco razonables”; definición de una marca concreta en vez de un producto genérico; ausencia de medidas de información y publicidad en la documentación relativa al procedimiento y/o insuficiencia de plazos en la recepción de ofertas; la subcontratación de licitadores perdedores; un “favoritismo inexplicable o inusual” de un contratista o vendedor; excesiva socialización entre un empleado encargado de la contratación y un proveedor o el fraccionamiento de contratos.


Concello y Comité Antifraude valorarán estos aspectos. También se establece un plan de seguimiento de la gestión de los fondos, así como un test de compatibilidad con ayudas estatales.


Proyectos turísticos

La elaboración de este plan es competencia de la Alcaldía, que la delegó en la junta de gobierno, que ya lo aprobó. Aún así, se dará cuenta en el Pleno. El Concello participa en los fondos Next Generation con un proyecto incluido en el Plan de Sustentabilidade Turística en Destino, al que se le concedieron 2,5 millones, y con otro de revitalización del comercio, por medio millón más.

Los requisitos “personalizados” o la división de contratos, entre los riesgos que fija el Plan Antifraude

Te puede interesar