martes 22.10.2019

Los robos con fuerza se disparan en Vilagarcía durante el último trimestre

La criminalidad continúa al alza en Vilagarcía, con un incremento del 2,5 por ciento durante el último trimestre y con respecto al mismo periodo del año anterior. Pese a los esfuerzos por Subdelegación y Concello por minimizar el incremento de la tasa de criminalidad.

La comisaria provincial revela que durante el mes de octubre se incrementaron las detenciones en Vilagarcía | g. salgado
La comisaria provincial revela que durante el mes de octubre se incrementaron las detenciones en Vilagarcía | g. salgado

llegando incluso a achacarlo a infracciones administrativas que no se computan en el balance elaborado por el Ministerio de Interior, lo cierto es que detrás de estas cifras se encuentra el aumento de los delitos contra el patrimonio. 

Los robos con intimidación se dispararon entre abril, mayo y junio, pasando de 43 en 92. Hubo, eso sí, un ligero descenso de los robos con violencia e intimidación, que pasaron de 18 a 16.  
Sin embargo, el incremento de los robos con fuerza es drástico. La variación, según revela el informe del Ministerio de Interior, es del 114 por ciento, mientras que dicho delito sufrió un retroceso en ciudades como Pontevedra, Lugo o Ferrol.

Pero lo que más llama la atención es que la presencia de los amigos de lo ajeno en la capital arousana se asemeja a la que se registra en ciudades con mucha más población. La capital de la provincia, Pontevedra, registró 60 robos con fuerza más que la ciudad arousana durante el tercer trimestre de 2018. En Lugo, solo fueron doce más. Ferrol, con casi el doble de población que Vilagarcía, registró diez robos con fuerza menos mientras que Narón, que hace años que arrebató a la capital arousana el puesto de octava ciudad en lo referente a número de habitantes, se revela también como localidad más segura, al contabilizar menos de la mitad de robos con fuerza.
En el conjunto de la provincia de Pontevedra, Vilagarcía acumula el seis por ciento de los robos con fuerza que se registraron durante los meses de abril, mayo y junio. Como dato positivo, cabe señalar un descenso de los delitos contra la libertad e indemnidad sexual, que pasaron de diez a cuatro; mientras que aumentaron ligeramente las lesiones y riñas tumultuarias (pasaron de 5 a 6) y los delitos relacionados con el tráfico de drogas, que pasaron de cinco a siete. Los hurtos descendieron notablemente, pasando de 361 a 321, mientras que se dispararon las sustracciones de vehículos, llegando a duplicarse, ya que en el tercer trimestre de 2018 se registraron 22 y en el mismo periodo del año anterior fueron 10. En total, las infracciones penales, que son las que se compatibilizan en el balance del Ministerio de Interior, pasaron de 1.155 en 2017 a 1.184 en 2018. Un incremento que hay que tener en cuenta, ya que el año pasado Vilagarcía registró la tasa de criminalidad más elevada de toda Galicia. 

Falta de personal
Los sindicatos con presencia en los cuerpos de seguridad tienen claro que este alto índice delictivo se debe a la falta de policías. Una carencia que se da tanto en el cuerpo nacional como en el local. Ya hace años que los representantes sindicales vienen advirtiendo de esta situación.

Comentarios