jueves 28/1/21

Sanidade cierra O Salnés casi al completo por la elevada incidencia

Meis, Meaño y Ribadumia son los últimos concellos en sumarse al cierre perimetral, del que solo se salva A Illa
La protección con mascarilla es esencial para tratar de evitar los contagios por coronavirus | gonzalo salgado
La protección con mascarilla es esencial para tratar de evitar los contagios por coronavirus | gonzalo salgado

La Consellería de Sanidade, tras la reunión del comité clínico para el seguimiento de la covid-19, decretó el cierre perimetral conjunto de Meis, Meaño y Ribadumia. De esta manera, toda la comarca de O Salnés, con la excepción de A Illa, queda sometida a las restricciones especiales para frenar los contagios.

 Las medidas implican, al igual que en los otros casos, las restricciones en la movilidad. Solo se podrán desplazar a los municipios con los que comparten cierre, salvo motivos justificados, como puede ser acudir al puesto de trabajo. Además, la hostelería cierra y solo podrá abrir para despachar comida o bebida para llevar.

Ante esta situación, el gobierno local de Ribadumia decidió bonificar la parte proporcional del cierre en los impuestos municipales que afecten a la hostelería y mantendrá contacto estrecho con los establecimientos y la asociación de comerciantes.

 La alcaldesa de Meis, por su parte, reconoció que el cierre perimetral “trastoca” la economía del municipio, donde hay una incidencia elevada con un total de treinta casos. La intención del gobierno local es la de poner en marcha una campaña de promoción de la hostelería en cuanto esta pueda volver a abrir sus puertas. Las restricciones obligan a Meis a aplazar la reunión prevista entre el ejecutivo y el tejido social (asociaciones, comuneros, partidos o clubs deportivos) para consensuar una carta conjunta con la que reclamar al Sergas mejoras y más personal en el consultorio de Mosteiro y la reposición del servicio de Pediatría en el centro de salud, ya que tienen que desplazarse a Baltar.

En cuanto a la evolución por municipios, en Vilagarcía se contabilizaban ayer 76 casos, tres menos que el día anterior. Cambados y Sanxenxo se mantienen en 74 y 81 casos resectivamente, Vilanova baja dos y se sitúa en 30; la misma cifra de descenso se registra en Meaño, con 24 casos mientras O Grove suma una más y alcanza los 51 positivos.

Vigilancia especial

Bajo vigilancia especial sigue la capital barbanzana, aunque la evolución positiva permitió que el comité clínico no impusiese, por el momento, restricciones más duras. También es alta la incidencia en Boiro, mientras que el resto de localidades de la zona norte de Arousa se mantienen por debajo de los 150 casos por cada 100.000 habitantes.

Comentarios