La subida de la factura de la luz se convierte en la principal queja del servicio de consumo

La oficina de Consumo está en dependencias municipales | g.s.

La subida de la factura eléctrica se cuela como el principal motivo de queja o consulta en el Servizo Municipal de Consumo. El Concello detecta, en las últimas semanas, un notable incremento en la solicitud de información, lo cual es un indicador de que el asunto es un motivo de preocupación entre la ciudadanía.


Cabe recordar que a la oficina de Vilagarcía, pese a ser municipal, se dirigen vecinos de todos los concellos de la comarca de O Salnés, además de algunos de Ulla- Umia e incluso de O Barbanza. El origen de las quejas es siempre el mismo: La facturación de la electricidad a las viviendas.


En unos casos, explican fuentes municipales, se debe a que las compañías llevan meses sin pasar una sola factura, con lo que temen un gran desembolso por acumulación de recibos. En otros, porque la eléctrica calcula el recibo según “estimaciones”, cuando en realidad están obligadas a hacerlo por lectura real. Por último, se dan casos en los que los usuarios se quejan de facturas desorbitadas, pasando de cien a mil euros o de 70 a 300 en un solo mes. La compañía que más quejas recibe es Naturgy, la antigua Fenosa, que es también la que tiene un mayor número de clientes en esta zona.


Recomendación

El Concello recomienda a todos los vecinos que comprueben bien los datos de su factura y, si no están de acuerdo, que acudan a la oficina de atención al cliente de la compañía en cuestión, donde deben realizar la primera reclamación. En el caso de Naturgy, la sede está frente a la Plaza. La segunda queja deben hacerla ya ante Consumo. Una vez obtenido el formulario y cumplimentado, debe ser entregado en el registro general del Concello. Será la administración municipal quien tramitará la queja delante del Servizo Provincial de Consumo, dependiente de la Xunta.

La subida de la factura de la luz se convierte en la principal queja del servicio de consumo

Te puede interesar