martes 22.10.2019

El día “D”

oy es el Día de “D” para Vilagarcía. Hoy tenemos la responsabilidad de decidir qué camino queremos tomar para escribir nuestro futuro como ciudad. En los últimos días, semanas y meses hemos dado forma a una manera de pensar, de comunicar y de trasladar lo que creemos que es la mejor manera de cambiar el gris que todo lo cubre y el óxido que todo lo tiñe por el azul del Mar de Compostela y el blanco nacarado de la Perla de Arousa. Dar un golpe de timón para no seguir dando vueltas en esta rotonda concéntrica infinita en la que nos perdimos hace cuatro años y seguimos atascados.
Ayer, en la jornada de reflexión, ante el reto del folio en blanco para escribir esta última opinión antes del Día “D” entendía que cubrir esta hoja es lo más parecido a lo que tiene Vilagarcía por delante. Un reto, una ilusión, una posibilidad de dibujar nuestro propio guion. Soy consciente de que la campaña finalizó y que ya hemos pedido lo que teníamos que pedir a la ciudadanía las veces suficientes y de las mil y una maneras que existen. Además, me gusta cumplir las normas y que se hagan cumplir. Todo el mundo tranquilo.
Por eso, hoy quiero dar las gracias. Independientemente del resultado que deparen las urnas esta noche: GRACIAS a todos. A los que han compartido esta sección durante las últimas semanas y al Diario de Arousa por darnos esta oportunidad de expresarnos. A los que nos han querido escuchar y conocer. A los que nos han abierto las puertas de sus casas en las parroquias y a los que han querido ayudarnos a radiografiar la Vilagarcía actual. A los que a pesar de ser de otros colores se han interesado por alguno de nuestros proyectos. A todos, porque estas cosas, la política, ha de ser para todos, no solo para los de la familia, ya me entienden.
Quiero dar las gracias a mi familia y especialmente a mis hijas, que han hecho lo que se espera de quien más te quiere y te protege, pero elevándolo a la enésima potencia. Y a mis amigos, porque entre todos han logrado descargarme la batería del móvil a base de ideas primero y ánimos después. Mi teléfono siempre estará operativo para ellos y mi agenda ha crecido en las últimas semanas, al mismo ritmo que me he ido encontrando con gente única con ganas de aportar.
Pero sobre todo quiero darle las gracias a mi equipo. No me llega esta sección para decirle a todos los que forman parte de este proyecto todo lo agradecido que les estoy. Yo soy solo la punta del iceberg, la cara visible del que sin duda es el mejor equipo humano que concurre hoy a la cita del 26M. Muchos me han ido sorprendiendo por su capacidad de trabajo, por su ánimo, por su potencial de sacrificio, por su altruismo y por su amor a un partido y a un proyecto. Las listas tendrían que ser horizontales y no verticales porque todos se merecen estar en primera línea. Soy el primero que he aprendido de ellos. Soy un novato en esto de la política pero tengo a los mejores expertos a mi lado y reconozco que es un lujo. En esta campaña nos hemos reído, nos hemos preocupado, nos hemos alegrado y también ilusionado… somos un equipo, un equipazo, que es siempre el camino más corto para hacer algo grande. Gracias a todos y a todas porque para mí sois los mejores y juntos hacemos un bloque espectacular.
Hoy, a medianoche, acabará un ciclo y mañana por la mañana se abrirá otro. Espero que el cambio sea bueno para Vilagarcía. Gracias de nuevo a todos. Espero que el Día “D” sea el comienzo de una nueva forma de hacer política. Dicen que soy “poco político”. Quizás sea cierto. Lo que soy es vilagarciano de los pies a la cabeza y quiero presumir de esta ciudad hasta que vuelva a ser la octava de Galicia en población y la primera en todo lo demás. Gracias.

El día “D”
Comentarios