miércoles 5/8/20

Dos acusaciones un poco raras de más

MEGAN Mondanaro y Aaron Thomas le metieron bien a la botella. Después se subieron a sus bicicletas y a punto estuvieron de ser atropellados. La Policía de Nassau, en Florida, los detuvo al notar que tenían los ojos inyectados en sangre y cheiraban a alcohol. Los agentes los sentaron en el asiento trasero del coche patrulla, ellos se desnudaron y empezaron a hacer el amor. Un guardia intentó separarlos y Thomas huyó. Capturado unos minutos después, su intentó de fuga sirvió para añadir un cargo a su acusación: “llevarse las esposas”... Por cierto, a ambos los inculpan de “exponer sus órganos sexuales”. Estámosche ben.

Comentarios