Jueves 21.02.2019

Un aviso muy serio para varios alcaldes do país

Dennis Brown es el alcalde de la pequeña localidad de Tonasket, en el estado de Washington. Sus méritos para llegar al puesto se desconocen, porque muchas luces no es que tenga. Su última extravagancia ha sido recriminar a un policía llamado José Pérez que no hubiese pasado su nombre a la versión inglesa: “José suena muy estereotipado, demasiado hispano”. El asunto llegó al pleno después de que el agente hubiese confesado que se sintió “humillado”. Una concejala, indignada con el regidor, propuso reducir su salario a 50 dólares, menos de 44 euros. Si la iniciativa cuaja y se extiende a otros lugares, por ejemplo, Galicia, habría varios alcaldes que en vez de cobrar acabarían pagando a final de mes. Y no porque quieran rebautizar a los guardias, sino porque son como mínimo tan ineptos como Brown.

Un aviso muy serio para varios alcaldes do país
Comentarios