viernes 7/8/20

Duelo de gritos para abrir la final de Copa

EL Barcelona fue el pasado sábado el ganador de la Copa del Rey. Un contundente 5-0 cerró los rumores de crisis que se cernían sobre el banquillo del conjunto culé y, de paso, sirvió como despedida de oro para Andrés Iniesta, que parece que buscará en China el cheque que le garantizará una jubilación que ya quisieran para sí hasta los diputados españoles. Pero más allá de lo deportivo, y siempre que el Barça anda de por medio, la polémica estuvo servida antes del comienzo del partido, por la incautación de las camisetas amarillas a los seguidores del conjunto catalán y, al inicio del mismo, por la pitada que se produjo a la entrada del rey y durante la interpretación del himno español. Hay que reconocer que el encargado de la megafonía se lo puso más que difícil a los silbadores independentistas, ya que el volumen al que sonó el himno fue atronador. Además, contó con el coro de las gargantas sevillistas, que no vencerían en el partido, pero que demostraron que entonando el “lo, lo, lo, lo, lo”, no les gana nadie. FOTO: Seguidores del barça, con sus esteladas | efe

Comentarios