martes 24/11/20

De falsa bruja a depredadora sexual

CUANDO Aramís Fuster se desnudó –metafóricamente, ¡por Dios!– ante España entera en 2016 y reconoció que no era bruja ni vidente, su cotización cayó en picado. Desde entonces se inventó algunas patrañas, pero siguió hundida en una sima tan honda como la fosa de Las Marianas. De repente ha emergido como concursante de “Gran Hermano VIP” y ha demostrado que está mucho peor que antes. Presume de ser una máquina de amor y que por su cama, o ella por la de ellos, han pasado, Obama, Al Pacino, Gadafi. Mario Conde... ¡Cuánta gente con tan mal gusto hay por el mundo! ¿O será todo mentira? FOTO: aramis fuster | aec

Comentarios