sábado 11.07.2020

Lo bueno de jubilarse

Lo de jubilarse, amén de no trabajar, trae aparejada dos grandes ventajas. La primera es la de poder detenerse ante las obras, acodarse en la valla y comentar en voz alta la pericia o la falta de ella del operario de turno. La otra, por supuesto, el mundo de viajes que gracias al Imserso se abre a partir del momento en el que uno deja la actividad. Sin embargo, parece que esta última gran ventaja de la jubilación corre riesgo, después de que el tribunal administrativo dependiente del Ministerio de Hacienda haya suspendido el programa de turismo social 2019. Pero los pensionistas viajeros no son los únicos cabreados con la decisión. Los hosteleros, sobre todo los de esos lugares que son los grandes beneficiarios de estos programas (entiéndase sobre todo Benidorm), ven cómo ese dinerillo que tan bien les venía para hacer cuadrar sus cuentas corre riesgo de desaparecer y, por lo visto, las previsiones de visitantes para el verano no son tan buenas como cabría esperar o como ellos desearían.

Comentarios