sábado 31/10/20

Lo mejor quedó para el final del mandato

EL paquete de la Marea del Sar venía llenito. Además del coruñés Martiño “2.0” Noriega contenía ejemplares como Xan Duro, a quien en el sorteo de concejalías le tocó la de Convivencia, eufemismo para no denominarla de Seguridad, que parece un término un poco facha de más. Duro no ha dejado de sacar brillo a su hoja de méritos, que a estas alturas de mandato reluce. Planteó crear el carné intermunicipal de ciclista para que los santiagueses pudiesen pedalear por la comarca sin problemas; se negó a explicar en calidad de qué había declarado el alcalde ante el juez alegando secreto de sumario, como si esa circunstancia tuviese algo que ver con la situación procesal de una persona; atribuyó a “imprevistos meteorológicos” las inundaciones en varias calles porque las alcantarillas no estaban limpias; e incluso calificó de modélico el comportamiento del colectivo okupa Escarnio e Maldizer, que atacaron con palos, piedras y objetos de acero a la Policía. Pero lo mejor quedaba para el final del mandato. Cuatro sentencias avalaban que los agentes del 092 no podían hacer horas extra en servicios ordinarios, pero Duro firmó varios decretazos imponiéndoselas... el asunto ya está en manos de la Fiscalía. Menos mal que llegan las elecciones, que sino aún acaba hundiendo las ya escasas expectativas del alcalde. FOTO: noriega y duro | aec

Comentarios