jueves 24/9/20

Dos puntos de Galicia separados por años luz

LA distancia en línea recta entre el paraíso del trilingüismo armónico, Sanxenxo-Sanchencho-Sangenjo, según se emplee el gallego, el castellano o el koruño, los tres idiomas más hablados en el lugar, y Moaña es pequeña, quince kilómetros, unha carreiriña dun can, pero como para trasladarse de un lugar a otro hay que utilizar la carretera la distancia crece casi hasta los sesenta kilómetros. Y echando un ojo a los políticos que disfrutan del tempo de lecer en uno u otro punto, la separación todavía es mayor. Por la metrópolis de O Salnés se dejó ver durante los últimos días Santiago Abascal, mientras que en el municipio de la ría de Vigo compartieron mesa y mantel los considerados como los socialdemócratas del PP, es decir, Feijóo y el presidente de Andalucía, acompañados de sus parejas. Pues sí, hay años luz de distancia.

Comentarios