viernes 10.07.2020

El bicho

Amigos: “Nunca se harta el ojo de ver, ni el oído de oír” (Eclesiastés, La Biblia). “Todos los asuntos tienen dos asas, por una son manejables, por la otra no” (Epícteto de Frigia). Cuando se baila, las manos tienen libertad para tocar, los ojos para mirar,y los brazos para abrazar” (George Gascoigne). 

Esta visto, que esto del Sars-cov-2, es la ruleta de la suerte: Si se para en tu número, estás en la lista, y si no se para, también. Este virus, es altamente astuto, y personalmente, nadie me quita de la cabeza, por muchos motivos, que fue creado en laboratorio, no se ni quiero saber con que fines, pero si son para el mal que están produciendo, merecen el tiro en la nuca sin más, cogiéndolo con las manos en la masa, no hay perdón. Es tan astuto y rebuscado, que afecta a los principales órganos del cuerpo humano. Para qué hacen falta armas, un simple bicho microscópico, termina él solito con media humanidad, que es lo que está haciendo en estos momentos, sin dejar de lado su alto poder contagioso.

Anda, sólo los incrédulos o los necios, se pueden tragar que eso es natural y que el propio avance de la vida puede realizar semejante trabajo para el mal de la humanidad, que no me lo trago, vamos ni de coña, aunque me traigan pruebas que esto es natural, me sigo sin creérmelo. La transparencia es nula, nadie busca, al menos no se sabe, quien fue el paciente cero, cómo se contagio o quién o qué se lo paso y lo siguió transmitiendo. Exigimos como afectados directos, que se clarifique esto, de la manera que sea, queremos la verdad. Por una cosa tan simple como los mas de cien mil fallecidos a nivel global y los mas de dieciséis mil en nuestro país, y los que te rondare morena.

Podemos cada uno de nosotros estar en la lista de esas cifras horribles de muertes sin compasión, sin el apoyo de sus seres mas queridos, que le consuelen en el ultimo momento, es demasiado duro, es un guerra cruel, en la que el enemigo acaba contigo a traición por la espalda.

Pero esto es una cura de humildad para una humanidad, deshumanizada. A los que queden o quedemos, o quedéis,  os cambiará el modo de ver la vida, los primeros años, luego todo volverá a ser como antes del Sars-cov-2, más bien conocido por el bicho, porque bicho eres, y como bicho morirás tarde o temprano, y serás aplastado y restregado con los pies de los que has, infectado, por tu hedor maloliente hijo de Satanás, así te pudras en el infierno, por los siglos de los siglos. Produciendo una muerte horrible en una profunda soledad, sin el menor rubor, y luego aun creéis que esto es suerte de una mezcla de la naturaleza, no amigos míos, la naturaleza da vida no muerte y menos ésta, con alevosía, premeditación y nocturnidad o de día tanto da. 

Pero veis que hay un poder que nada puede con el, estamos con el poder del dinero por el que se mueve la sociedad. Al final somos una cifra, que tiempo después se olvida, excepto para sus seres queridos, y vuelta a empezar, venga egoísmo, malos tratos... 

Siempre nos quedará el amor. Con él nadie podrá nunca, como se ve ahora, en los peores momentos, por ello la humanidad se salvará, porque el amor a los demás nos hará resurgir siempre hasta el último. Es un valor que tan solo tiene el ser humano. Y ese valor, en mayúsculas, os salvará ahora y siempre. Es algo consustancial al ser humano y sale en los momentos de máxima zozobra para sus iguales. Creo en eso, y creí siempre. En esta página, de Entre Todos, siempre quedan las letras impregnadas de él por todos vosotros, lectores. Y una semana más, aquí estamos. Un saludo amigos. Saúde e Terra.

Comentarios