miércoles 25/11/20

La deuda pública

cada poco tiempo la deuda pública da un sobresalto a los españoles, debido a que esta no deja de aumentar y se aproxima en estos momentos a los 1,2 billones de euros, por lo que este año tampoco cumpliremos con el déficit marcado por Bruselas, salvo un milagro de por medio. En el sentido de dejar anotaciones pendientes para añadirlas en el siguiente ejercicio. Vamos, una artimaña contable de encaje de bolillos, para que cuadren los números, ese puede ser el milagro, otro no existe.
Así las cosas, la realidad a este instante, es que la deuda pública española es un asunto de relevancia en el mundo económico doméstico que preocupa en el terreno internacional y estos datos son de interés para el desarrollo económico y social del país. En estos momentos se encuentra al límite de 1,2 billones de euros, situándose en el 98,5% de PIB, según informes del Banco de España.
El total de la deuda española de todas sus administraciones públicas, superó el incremento de 11.652 millones de euros, lo que sumado a lo debido, arroja la cifra indicada anteriormente, aumentando un 1% el pasado mes de marzo, con respecto al anterior de febrero y repuntando un 3,3% con respecto al mismo mes del año anterior, al elevarse en 38.064 millones, el último año.
El saldo mensual tiene una volátil evolución debido a la concentración de las emisiones de deuda en los primeros meses del año y de sus vencimientos de enero, abril, julio y octubre. En esos meses se suele producir una reducción del saldo, mientras que en los tres restantes, el saldo aumenta, especialmente en la primera mitad del año.
Este porcentaje supone el incremento de 1,5 puntos porcentuales sobre el cierre de 2018 que fue del 97% del PIB, pero 2,5 puntos más de porcentaje fijados para el presente curso 2019 del 95, 8% del referido Producto Interior Bruto. En términos totales, la deuda pública alcanzó en el mes de marzo su mayor nivel histórico y superando ampliamente el registrado en septiembre del pasado año, cuando se llegó a 1,175 billones de euros.
Por administraciones, la deuda del estado, aumentó en marzo y superando el máximo histórico, al elevarse a, nivel mensual en 11.963 millones, hasta 1.058 billones de euros. Mientras que la deuda viva mantenida por las regiones autónomas, se elevó en febrero en 2.725 millones, hasta alcanzar el total de los 296.009 millones. Aunque a nivel interanual se redujo en 2,1%. Los Municipios tienen un aumento bastante más modesto de tan solo 13 millones en marzo, a, nivel mensual, lo que suman una deuda de hasta 26.143 millones, aunque en 2018 recortaron su deuda en 2.850 millones, es decir un 9,8% menos. Por su parte la Seguridad Social, subió la deuda que tiene en un 4,5% y se sitúa en 43.068 millones, registrando un alza interanual del 57,4% con 15.765 millones más en la anotación de la deuda pública.
En definitiva, hay que comenzar a recortar las prebendas políticas, para salvar el bienestar social. No es posible acumular más deuda pública sin afrontar las debidas reformas que se necesitan y estas no pueden esperar. España no puede sostener el sistema político actual mucho tiempo.

Comentarios