lunes 19.08.2019

La Marea y el Puerto

Desde la llegada al poder en María Pita, la Marea, no es capaz de entenderse con la Autoridad Portuaria en ningún sentido, claro que tampoco es la única institución con la cual mantiene constantes enfrentamientos, los componentes de esa formación han llegado en una actitud de solivianto y no hacer reflexión alguna para en lo posible tener buenas relaciones, al menos, sobre el papel de que existe una fluida comunicación, es totalmente inexistente, no hay vocación política de saber el lugar que ocupa cada uno en cuanto al saber estar en cada instante y actuar conforme la política requiere, entre otras cosas mucha diplomacia y buen hacer, para que todo funcione en beneficio de la sociedad. Un enfrentamiento entre administraciones no conduce nada más que a la parcialidad de dejar a la ciudad inmóvil y sin recursos dialécticos de cara a que ésta funcione en todos los sentidos, en especial el económico y el social. De este modo el pueblo puede ver que algo se hace y que al menos hay interés en solucionar problemas.
Aunque a todas luces, lejos de dar solución a los viejos adagios, todavía se complica más la cosa y se crean otros nuevos, allí donde antes no los había, es la facilidad que tiene la Marea de complicarse y hacer lo propio con su vecindario. La Marea, está al final de su mandato y adeuda a la Autoridad Portuaria casi cinco millones de euros, en un contencioso que se espera obligue al Ayuntamiento a que salde la deuda todavía pendiente de la obra del túnel del Parrote, a lo que seguramente habrá que añadir, los intereses de demora y las costas del pleito, que sumarán un buen pico y como es natural, si eso acontece el erario público municipal, pagará más de los cinco millones de deuda y lo hará a través de las contribuciones de impuestos de los ciudadanos, no saldrán del bolsillo de los miembros de la Marea, sino de los vecinos de la ciudad.
Por su parte, el Ayuntamiento, lejos de aclarar los motivos de su empecinamiento, descarta por completo el pago de la deuda y a su vez reclama a la Autoridad Portuaria, la cesión gratuita de los terrenos de los diversos muelles, cuando sabe perfectamente que no se pueden aforar por ley, salvo que el Municipio intercambie aquellos por otros de interés para el canje o asuma el pago que se debe realizar por aquellos, salvo que se cambie la ley y que esta permita hacer una operación de permuta libre de cargas y concesión recíproca, entonces se podría solicitar los terrenos para fines sociales de todos los ciudadanos, no con carácter especulativo.
La denuncia contra el municipio coruñés está en los juzgados desde el pasado mes de octubre del año 2017, en que la Autoridad Portuaria, tomó la decisión de presentar querella ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, ante la persistente negativa municipal de saldar la deuda contraída por las obras llevadas a cabo en el Parrote y que todavía permanecen sin liquidar a día de la fecha, el tiempo se le acaba a La Marea y sigue pensando en una quimera, las elecciones de Mayo, pondrán a cada uno en su lugar y a la Marea en el que se merece, por su obstinación en mantener a una ciudad en completa inacción. Es hora de actuar con hechos, no con palabras, el tiempo se agota y es posible que no haya prórroga.

La Marea y el Puerto
Comentarios