viernes 10.07.2020

La moda de los protocolos

Ahora no se habla de leyes, normas, o instrucciones, estas fueron desplazadas por protocolos, palabra que prolifera en boca de los políticos remedando unos a otros como cacatúas. Hay demasiada política de salón pero los líderes de los partidos parece ser que no cayeron en la cuenta de que su labor es centrarse en resolver los problemas de la gente no poner palos en las ruedas y no crear confusión en la ciudadanía para lucro partidario y personal sin pensar en los intereses generales.

Todos los líderes de los partidos fomentan la confrontación, unos más que otros.Esto demuestra falta de capacidad para entender que fueron elegidos para resolver problemas, no para crearlos.

El gobierno pide a la oposición apoyo para salir de la crisis del coronavírus y la oposición dice que el Gobierno no les llama, que no se hablan. ¡Vaya demócratas que se la quieren quedar para sí solos! Uno que es avezado en buscar la verdad no entiendo por qué puede haber tanto cinismo. Si la política es una batalla para ganar la opinión pública háganlo por sus propios méritos sin engaños, debiendo responder de lo que dicen y hacen. Un día dicen una cosa y la contraria. ¿Como es posible que no sean capaces de responder de su palabra y programa electoral? Este comportamiento es insostenible para gente seria. En política no vale todo como muchos políticos creen. Lo que está claro es que a este gobierno le tocó la china de la pandemia y creo que como todos los gobiernos del mundo, tanto de derechas como de izquierdas, lo han pasado mal cogiéndoles desprevenidos y sin los suficientes medios humanos y materiales para afrontar la avalancha del coronavírus. Ya no es el momento de disputas de achacarlo a los recortes. Todos los gobiernos tuvieron fallos, pero no es menos cierto que los hubo y muy claros allí donde gobiernan distintos partidos con distintas ideologías, PSOE, PP-VOX-CS, PNV, ERC-JXCAT. Sin embargo el PP y VOX utilizaron los muertos con fines partidarios sin una sola propuesta de mejora, solo el ruido para satisfacer a cabreados que forman parte de la opinión pública. 

Es deber del gobierno pedir con sinceridad la colaboración de la oposición y está hacerlo como hicieron en los demás países. Nos va la vida en ello. Ahora nos cabe esperar que los políticos se centren en consensos para salir lo antes posible de la crisis.

Comentarios