Opinión

El trampantojo y la confianza

El trampantojo es una técnica pictórica de acentuado realismo que intenta engañar a la vista jugando con el entorno arquitectónico, la perspectiva y otros efectos ópticos de fingimiento que llevan a conseguir una sustitución de la realidad.

Artellarmos outra produción eólica

Porque moitos propietarios rurais, sindicatos agrarios, comunidades de montes en mán común, alcaldes dos partidos todos e as forzas políticas de oposición van estar fronte esta enxurrada propia dos peores esquemas da explotación colonial, tendo en conta que exportamos o terzo da enerxía eléctrica que producimos e non podemos beneficiar ás nosas empresas e á nosa cidadanía cunha tarifa eléctrica que compense os nosos custos ambientais e sociais.Velaí que haberían ser as industrias galegas responsábeis as que haberían termar deste conflito e propor un marco legal, un auténtico pacto social, que regulara a explotación eólica na Galicia, alicerzado: i) nunha acaída compensación ás comunidades locais, propietarios individuais ou comunitarios e concellos atinxidos (Mazaricos só percebe 200.000 euros da Xunta dos 700.000 euros que ésta recada polo canon eólico no seu territorio) ii) nun pacto pola reindustrialización– sectorial nas renovábeis e xeral a medio dunha tarifa eléctrica industrial de noso– e iii) nunha volta ao modelo do goberno bipartito priorizando na escolla eólica ás empresas vencelladas á economía produtiva galega. 

Libertos y labores

Hemos pasado de la maldición bíblica de “ganarás el pan con el sudor de tu frente” a ser la arrugada frente de esa humillada maldición divina, porque no nos es permitido acometer esa dignidad capaz de demostrar de la tierra al cielo que no es ningún dios quien gobierna nuestras aspiraciones, y quien, por tanto, merece la sagrada ofrenda que es socorrernos unos a otros en las labores a que nos mueven las necesidades y afanes de los días.Nos condenó dios a trabajar tras la expulsión del paraíso y hoy el infierno es ver que no se cumple, que no hay forma de poder cumplir con ella, que no hay dios que encuentre trabajo, y cuando digo trabajo no hablo del solidario quehacer de oficiar los unos para el bienestar de los otros, sino de la indignidad de ganar el pan de cada día por encima y debajo del de los demás sin importarnos humillarlos.

La campaña de Madrid

Los ciudadanos aspiramos a que los políticos busquen soluciones a nuestros problemas y si no saben o no quieren hacerlo, al menos que no nos compliquen la vida dividiendo a la sociedad y quebrando la convivencia que tanto nos costó recuperar.El caso es que desde que se convocaron las elecciones en Madrid, toda España asistió a un espectáculo político bochornoso que empezó con la confrontación entre democracia o fascismo, por un lado, y libertad o comunismo por otro, en una guerra de dicotomías y crispación sin precedentes protagonizada por partidos y candidatos.

Difícil legado

Por todo ello avisa de que ya se nota el hecho de que la crisis en curso está afectando a las rentas de los más jóvenes, como lo evidencia el incremento del porcentaje de jóvenes sin ingresos: si en febrero de 2020, es decir, antes del estallido de la pandemia, éstos suponían el 30 por ciento de los menores de 30 años, en diciembre siguiente ya representaban un 35 por ciento.A su juicio, el cuadro se completa con un problema estructural –la presión progresiva sobre el sistema público de pensiones por el envejecimiento– y otro de origen coyuntural, cual es la elevada factura sobre las Administraciones públicas de la lucha contra la pandemia y que se traduce en una deuda pública del 120 por ciento del PIB; nivel este que se mantendrá si no se aplican medidas de ajuste cuando la recuperación económica se haya encarrilado.

La Lámpara de Aladino también se quedó atrás

A lo largo de todos estos meses de pandemia, han sido muchas las formas en que los economistas y miembros del Gobierno han dado forma gráfica a la recuperación de la economía.

Amelia Palacios en la galería Parrote

Siguiendo la huella de su ilustre antepasado, inicia en 2004 estudios de arquitectura en Madrid, que pronto dejará para dedicarse a la pintura; en 2011 retoma de nuevo, en la Facultad de Oporto, estos estudios que, al final, abandona definitivamente, para dar cauce a su refinada sensibilidad plástica de notables acentos líricos, muy en la línea, por cierto, de nuestro particular modo de ver, “entre lusco e fusco”.Creo que fue Pancho Cossío quien dijo que el gris es el color de la cultura, lo que significa que es el color de los matices, el que halla la síntesis de los contrarios blanco-negro y que, por lo tanto.nos enseña a penetrar con sutileza en los escondidos ángulos de la realidad y en los misterios de la luz.

Das incongruencias

Xa non é que non teña coherencia ou sensibilidade, é que vive nunha realidade distinta da dos cidadáns aos que lle pide o voto.

Doble prueba de fuego

Muy normal no resulta, o al menos no tiene precedentes, que todo un presidente del Gobierno se haya implicado en el cuerpo a cuerpo de una campaña electoral, como ha hecho Pedro Sánchez en esta del 4-M. Ni que hasta la máximo responsable de la Guardia Civil –cargo que suele y debe brillar por su introversión política– haya comparecido y participado en la misma.

Día del Trabajo sin trabajo

Es verdad que la apertura de la restauración y el ocio ha permitido mejorar los datos, pero es un espejismo ya, que a nivel anual, se ha creado más empleo en Extremadura.

Difícil papeleta

En realidad los votantes del centro- derecha tienen nostalgia de Ciudadanos y en mi opinión el Partido Naranja es más necesario que nunca pero muchos de sus votantes, escamados por lo de la moción de censura en Murcia, no se fían de que su voto no termine apoyando a un gobierno presidido por Gabilondo y vice presidido por Pablo Iglesias.La cuestión no es que Ciudadanos no pueda y deba pactar con quien crea conveniente, ya sea el PSOE o el PP, la cuestión es que en estos momentos pactar con el PSOE es hacerlo de rebote con Unidas Podemos.

Calcuta

Sin embargo, mientras en Calcuta las criaturas se desploman tratando de llegar a hospitales repletos y devastados, y las calles se llenan de piras funerarias, e incluso escasean los sudarios para envolver tanto cadáver y los hampones desvían al mercado negro las codiciadas botellas de oxígeno, aquí andamos haciendo remilgos a la AstraZeneca y las cuentas de la lechera para cuando se acabe lo que no se acabará en tanto no se acabe también en la India, en Brasil, en África y en el último rincón del mundo.En Calcuta, la mitad de la gente está infectada, y en el país, el más poblado de la Tierra junto a China, no bajan de 300.000 los contagios diarios.

PSOE contra PSOE

A la vista de la polarización protagonizada por Iglesias (Podemos) y Monasterio (Vox) el Gabilondo “soso, serio y formal” no estaría a la baja en todas las encuestas ni a punto de dejar al PSOE en estado de alarma política.Pero insultar la inteligencia de los votantes tiene un precio.

Mayores en soledad

La iniciativa que ahora se pone en marcha persigue romper con el aislamiento en soledad que padecen muchos de nuestros mayores para lo que se proponen una serie de líneas estratégicas entre las que destaca todo lo relativo a la prevención y centrándose de forma muy especial en aspectos de tanta importancia y relevancia como las iniciativas que favorezcan las relaciones sociales y la participación social o cultural de las personas mayores en los entornos que le son más próximos y más cercanos.

Se agita el charco

Pero aquí no para el asunto: el PP, remando entre tanta charca, intenta negar la fidelidad de los llamados papeles de Bárcenas contra las demoledoras prueban que presentan los técnicos de Hacienda en relación con las obras de Génova que para la fiscalía es una defraudación, procedente de la caja B del partido.

Observatorios para nada

Alí, onde se poida, instalarase un observatorio para ver as estrelas, os milleiros de estrelas que hai e non se ven, que brillan e non se ven, as estrelas que alumean e, se é o caso, quentan o corpo dos vivos, dos animais vivos e dos vexetais vivos e mortos.Hai profesionais que se dedican a observar as estrelas, o universo dende os seus estudos construídos como observatorios para tal fin.

Abril de lume e ferro

Abril de lume e ferro, metáfora elevada a título de obra teatral para honra e memoria dos Mártires de Carral, escrita por Manuel María a mediado dos anos setenta, laureada no certame teatral de Ribadavia dese ano, a súa vez premiada como guión cinematográfico no desaparecido grupo “Nós”, daquela creado, como xermolo pioneiro, para desenvolver un cinema galego que agora acada xa dimensión mundial, tardou quince anos en ver a luz en formato impreso grazas precisamente ao Concello de Carral onde se desenvolveron os tráxicos sucesos da Revolución Galega de 1846, a xeito de acto final, lembranza do fusilamento sumarísimo e vingativo da oficialidade militar rebelde, que na realidade obrou como “semente de futuro” no impulso da conciencia política do propio, do actual nacionalismo que na época nomearon provincialismo, un ideario ben expresado polo poeta autor da obra: “Galiza é o empeño máis fermoso, o pulo transcendente máis cabal, un ideal vivo, virxe e poderoso, unha esperta conciencia comunal”.Velaí, agora conmemórase o 175 aniversario, ocasión na que resulta de obrigado compromiso pór en valor o coñecemento da historia real do País, intencionadamente agochada ou deturpada no importante polos poderosos, por sorte divulgada a través dunha publicación da Fundación Galiza Sempre para “recuperar unha parte da nosa memoria colectiva máis silenciada, con fin de proxectar no presente a dignidade e sacrifico de pasadas xeracións que, dun xeito ou doutro, deron a súa vida pola causa da liberdade de Galiza e a construción dunha sociedade máis xusta”.

Sin consenso y sin reformas estructurales

El plan, además, adolece de falta de concreción, no incorpora reformas estructurales, como la laboral y de pensiones, y resulta demasiado voluntarioso en sus efectos sobre el crecimiento de la economía y la creación de puestos de trabajo.Baste un ejemplo como botón de muestra del desconcierto que ha creado en algunos sectores de la economía, en uno, por cierto, tan importante como el turismo.

Monasterio versus Iglesias

Sin duda Rocío Monasterio ha hecho más por la campaña electoral de Pablo Iglesias y por la unidad de la izquierda que ellos mismos.La zafiedad mostrada por la representante de VOX durante el amago de debate en la Cadena SER, fue de tal magnitud que ella solita está contribuyendo a que se movilicen los votantes de izquierdas y que tengan más posibilidades que hace una semana de ganar las elecciones.En realidad Rocío Monasterio es la peor enemiga de Isabel Ayuso.

Alarma impostada

Visto que quien envió a la ministra de Industria un paquete conteniendo una navaja es un individuo aquejado de esquizofrenia, a reserva de identificar a quien remitió tres cartas con balas y amenazas de muerte al ministro del Interior, a la directora general de la Guardia Civil y a Pablo Iglesias, la muy publicitada “alarma antifascista” patrocinada por el líder de Podemos queda un tanto en entredicho.Queda en una zona de sombra abriendo paso a la conjetura de que en realidad estamos ante una estrategia electoral sugerida no tanto por el riesgo de las cartas amenazantes como por la contingencia que suponen los pronósticos de las encuestas.