Zona Aberta pide el tránsito de coches por vías peatonales para compras voluminosas

El aumento de calles peatonales en el centro condiciona la ordenanza de Tráfico
|

La asociación de comerciantes Zona Aberta de Vilagarcía ha solicitado formalmente al Concello que se permita el tránsito de vehículos de motor por las calles peatonales en el caso concreto de clientes que necesiten la recogida o traslado de mercancías voluminosas. La presidenta del colectivo, Rocío Louzán, explica que “las tiendas que venden productos pequeños no tienen problema, pero hay otras con productos más voluminosos a los que los clientes les piden poder llegar hasta la zona para recoger la mercancía”.
Los comerciantes consideran que el horario de carga y descarga establecido para las calles peatonales no se adapta a las necesidades de los titulares de los establecimientos comerciales. “No se adaptan a los horarios de atención al público y para determinados establecimientos es un problema”, explican desde el colectivo.
Con la ordenanza de Circulación y Tráfico que está en vigor en estos momentos los vehículos de motor para tareas de carga y descarga solo pueden circular por las vías peatonales en horario de 7 a 11 de la mañana y de 15 a 18 horas de lunes a viernes. El sábado el horario se estipula, con la norma en la mano, únicamente de 7 de la mañana a 11.

sin excepciones
Aunque de momento la asociación de comerciantes no ha recibido una contestación formal por parte del grupo de gobierno, lo cierto es que desde el ejecutivo socialista no se plantea en ningún caso excepción al horario vigente. Y es que, consideran desde Ravella, que es prácticamente imposible controlar a todos los vehículos que acceden a las zonas peatonales en caso de aplicarse una norma más laxa y que la Policía Local no tiene forma de identificar qué vehículos circulan fuera de horario por esa zona por que van a buscar una mercancía y cuales lo hacen simplemente sin motivo.
El colectivo de comerciantes Zona Aberta planteó esta cuestión al gobierno local después de que varios asociados manifestaran su disconformidad con los horarios estipulados y que, ya en su día, generaron cierta controversia. Y es que cabe recordar que esta ordenanza entró en vigor siendo alcalde el consevador Tomás Fole. Aquel gobierno obligó a los conductores que necesitaban desplazarse por las vías peatonalizadas a expedir una tarjeta (previo pago de 10 euros) para identificar su vehículo. Nunca llegaron a utilizarse ni a aplicarse su uso.

Zona Aberta pide el tránsito de coches por vías peatonales para compras voluminosas