El Ribadumia deja escapar una ventaja de dos goles en el tramo final

Alfredo, que hizo el definitivo 2-2, presiona a un Charles que firmó un doblete | jose luiz oubiña
|

El Ribadumia dejó escapar la victoria ayer en A Senra ante la UD Ourense en un partido que ganaba 2-0 a falta de veinte minutos merced al doblete de Charles, pero que vio como su rival igualaba con los tantos de Migui y de Alfredo, este último en el minuto 87. Esta vez el equipo de Luis Carro, que no cambió el dibujo habitual pese a las bajas, hizo muchas cosas bien en ataque, pero le volvió a faltar consistencia defensiva. Su rival, que empezó rindiéndole homenaje con una pasillo de honor por su clasificación para la Copa del Rey, planteó un partido de tú a tú desde el inicio, lo que agradecieron los espectadores porque vieron un encuentro de ritmo alto. 

La primera gran ocasión la tuvo el visitante Charly, que no acertó tras un balón bombeado que no pudo atrapar Pazos. El portero cambadés evitó el 0-1 en un doble remate de Amín ante la pasividad de la zaga local, demasiado permisiva. Cheri, con un disparo lejano que lamió el larguero dio el primer aviso del equipo aurinegro, que trató de defender alejado de su área con la presión avanzada que iniciaban Charles y Hugo. Tras la advertencia de Cheri llegó el 1-0. En una contra Charles corrió al espacio y definió con mucha calidad batiendo al joven Dani Sampayo. El delantero brasileño sigue dando réditos al Ribadumia esta temporada, mostrándose como uno de sus grandes fichajes. Antes del descanso estuvo cerca de llegar el 2-0 en una falta lanzada por Brais que se perdió por poco. 

Y al inicio del segundo tiempo el que la tuvo fue Carlos, que no acertó a definir. En el minuto 52 se produjo la acción polémica del duelo. En una caída de Amín en el área con Diego Abal el árbitro señaló penalti en primera instancia, pero tras consultar con uno de sus asistentes anuló su decisión pese a las protestas visitantes.

El Ribadumia logró el 2-0 otra vez por mediación de Charles, que aprovechó un balón suelto en área que dejó Dani Sampayo al rechazar un remate de Cheri. Co 2-0 y la UD Ourense asumiendo riesgos el Ribadumia pudo sentenciar el partido en una contra en la que Cheri remató al larguero. Del posible 3-0 se pasó al 2-1 en una contra que llevó Amín y asistió a Migui. El último cuarto de hora el partido enloqueció, con idas y vueltas y ocasiones en las dos áreas. Fue así como llegó el 2-2 definitivo, en un pase de Migui sobre un Alfredo que definió de disparo cruzado. Aún hubo tiempo para una última ocasión local, en un remate de Miguel Vázquez al saque de una falta que no cogió portería. Al final empate que sabe a derrota a los locales, que han encajado 9 goles en los tres últimos partidos.

El Ribadumia deja escapar una ventaja de dos goles en el tramo final