Un Herodes confinado da inicio a la Semana Santa más singular

Los actores de Paradela han comenzado a colgar contenidos | cedida
|

A grandes males... Ya saben. Obligados, como casi todos, a quedarse en casa, los actores de la Semana Santa de Paradela han decidido que ni el coronavirus acabe con esta representación secular y de interés turístico autonómico. 

Las escenas de cada día grande se harán este año, sí o sí, aunque tenga que ser de otro modo. Será con los actores confinados en sus casas, que ya han comenzado a grabar escenas con el vestuario y medios que tienen a mano. Todo el material será volcado hacia la directora de las representaciones, Fátima Rey, que será la encargada de hacer los montajes. Cada vídeo se subirá a las redes sociales de la Cofradía de Semana Santa: Facebook, Twitter e Instagram.

Ayer se publicaban las primeras creaciones. Un diálogo con un singular coronavirus y la aparición telemática de un personaje daban el pistoletazo de salida. “Boas tardes: Aquí o rei Herodes, coa súa muller e unhas criadas... no seu palacio, confinado”. Hasta hizo su aparición un Jesucristo que, pese a la petición, de momento no obró el milagro de eliminar el virus: “Nada, este non cura. De volta para a habitación”, lo sentenció Herodes. Más tarde se colgaba un vídeo de ánimo de todo el equipo de Paradela y la alcaldesa, Marta Giráldez. Las representaciones ya en serio, aunque limitadas por la situación y recursos, comenzarán hoy, Domingo de Ramos.

Un Herodes confinado da inicio a la Semana Santa más singular