Europa amplía las restricciones ante el aumento de casos y muertes

Una enfermera vacuna a una profesional sanitaria | david zorrakinoni
|

Las cifras de nuevos contagios y muertes en Europa por coronavirus registran nuevos máximos, como es el caso de Alemania con un nuevo récord de fallecimientos, por lo que algunos países amplían las restricciones o prolongan las que ya habían adoptado.

Por su parte, Alemania registró un nuevo récord con 1.244 muertos con o por Covid-19 en 24 horas, después del anterior máximo de 1.188 el pasado viernes, mientras la cifra de nuevos contagios diarios ascendió a 25.164, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología, que teme que la situación empeore por las nuevas mutaciones del virus.

 

Confinamiento de Portugal

Por otro lado, Portugal volverá a estar confinado desde hoy ante el aumento exponencial de positivos y fallecimientos por covid-19 desde finales de diciembre. En concreto, ayer notificó 148 muertes y el récord de 10.698 nuevos casos de coronavirus.

El confinamiento se extenderá durante, al menos, un mes, según el Gobierno portugués, que decidió mantener abiertas las escuelas y los servicios básicos, y siempre que sea posible, la obligación será la del teletrabajo.

Además, dada la presión que sufre el sistema hospitalario, la ministra de Sanidad portuguesa, Marta Temido, emitió ayer un despacho para suspender la actividad no urgente y se aplazan todas las cirugías de prioridad normal o prioritaria, si no supone riesgo para el enfermo, incluidas las oncológicas.

 

Extensión en Italia

Italia registró en las últimas 24 horas 17.246 nuevos contagios de coronavirus y 522 fallecidos, según el último boletín oficial del Ministerio de Sanidad italiano.

Ante esta situación, el Consejo de Ministros de Italia aprobó un decreto con el que extiende el estado de emergencia hasta el 30 de abril y de las medidas restrictivas actualmente vigentes, y en algunos casos con mayores limitaciones, hasta el 5 de marzo.

 

Toque de queda francés

Asimismo, el primer ministro francés, Jean Castex, anunció ayer un endurecimiento del toque de queda en todo el país, que pasa de las 20.00 hora local a las 18.00 horas, para evitar un empeoramiento de la situación epidémica y la extensión de las nuevas variantes más contagiosas.

Castex anunció además que todos los viajeros que lleguen al país procedentes de fuera de la Unión Europea deberá presentar un test negativo antes de viajar a Francia y aislarse durante una semana a su llegada, para realizar después una segunda prueba.

En concreto, Francia registró en las últimas 24 horas 21.228 casos del coronavirus y 282 muertes, lo que lleva el número total a más de 2,8 millones de contagiados y 69.313 víctimas mortales, según indicaron ayer las autoridades sanitarias.

 

Escuelas rusas

En otra línea, el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, decretó ayer la reanudación de las clases presenciales a partir del próximo lunes para todos los escolares y el mantenimiento hasta el próximo día 21 de las demás medidas restrictivas en la capital para frenar la propagación del coronavirus.

Asimismo, Sobianin subrayó que, por una parte, el puente festivo de Año Nuevo detuvo el incremento de los contagios y se extendió la campaña de vacunación, pero por otra, no disminuyeron los ingresos hospitalarios, que cifró en más de 13.000 personas.

No obstante, Moscú registró en las últimas 24 horas 5.893 nuevos casos de coronavirus, la mayor cifra desde el pasado 1 de enero, contradiciendo así a Sobianin.

 

Confinamiento en Austria

Además, Austria se encuentra en su tercer confinamiento, con la hostelería, la gastronomía y el ocio cerrados al menos hasta el 24 de enero. Las clases también están suspendidas y se retomarán a partir del lunes 25 de enero.

Pese a las restricciones, se contabilizaron casi 2.000 nuevos casos y 49 fallecidos, lo que eleva el total a casi 6.900 víctimas mortales por coronavirus.

Europa amplía las restricciones ante el aumento de casos y muertes