El comercio local de Ribeira unido en un escaparate

Teresa Bretal ultimó ayer la estructura comercial, que tendrá iluminación | Chechu Río
|

El escaparate de Teresa Confecciones, en la Rúa Mariño de Rivera, en pleno centro de Ribeira, suele lucir tradicionalmente por esta época una decoración propia de los Carnavales, con alguno de sus espectaculares y fantasiosos disfraces, pero este año no será así. La pandemia de la Covid-19, que está sumiendo a la gran mayoría en unas delicada situación económica, junto a las restricciones derivadas de esa situación epidemiológica, que les obligan a cerrar estos negocios a las seis de la tarde, ha activado el ingenio de su propietaria, Teresa Bretal, quien propuso hace un par de semanas en una reunión de la Asociación de Empresarios de Ribeira hacer algo creativo para involucrar a todo el comercio de la capital barbanzana, teniendo en cuenta que este año no habrá Entroido, y todos la aplaudieron. Además, en la propuesta no sólo se implicaron los socios de la patronal local, sino también otros que no están asociados a dicha entidad, llegando a sumar hasta 49.


La idea consistió en que cada uno de ellos le entregase tres bolsas de papel de sus negocios para utilizar en la elaboración de una estructura en la que estuviera todos aglutinados todos ellos, representando a negocios de moda, deportes, ropa infantil, zapaterías, complementos, lencería, joyerías, óptica, imprentas, paquetería, pescaderías, carnicerías, panaderías, peluquerías, ortopedia, hogar, muebles, lavandería, chucherías, viajes e, incluso, talleres de coches, que pese a que no tenían bolsas las elaboraron para la ocasión, al igual que hicieron otros. Bretal Laranga elaboró una estructura, sobre la base de un maniquí “vestido” con las bolsas de papel -dos de cada comercio- que fueron cortadas, pegadas, plegadas, retorcidas para hacer conos, y en la que unifica a todos en un único proyecto escultural en el que se vea representados y que no sólo sea uno.


La otra bolsa de cada negocio la usó para elaborar el fondo del escaparate, en el que darles mayor visibilidad. Esa figura no lleva cabeza, sino que “está llena de pura imaginación y completa fantasía que surgió en mi cabeza. Quien contemple esta creación se sentirá como si visita todos los comercios. Pretendí incluir a todos esos negocios en una estructura que los defina a todos y no a uno sólo”, precisó Teresa Bretal. 

El comercio local de Ribeira unido en un escaparate