Sanxenxo prepara una ordenanza para subir el IBI un 50 % a los dueños de segundas viviendas que residan fuera

Un piso en alquiler o venta en el término municipal, en una imagen de archivo | d. a.
|

Sanxenxo subirá el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) a quienes tengan segunda residencia en el municipio pero vivan fuera de él de forma habitual. El incremento será de un 50 % para ellos, pero no se aplicará a vecinos empadronados en la localidad, ni siquiera a los que tengan un segundo domicilio en ella y lo destinen al alquiler turístico. 

El gobierno local comunicó ayer que trabaja ya en la nueva ordenanza fiscal, que se acogerá al Real Decreto-ley 7/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler. El incremento de ese 50 % se aplicará a propietarios de segundas residencias no censados en Sanxenxo, dejando al margen a los residentes en este municipio, ya que la medida “no repercutirá en los vecinos empadronados en el municipio, a los que se les mantendrá la tasa en el mínimo legal, el 0,40%, incluso aunque tengan una segunda vivienda que destinan al alquiler turístico”, subrayan desde el ejecutivo de Telmo Martín.

Objetivos
El objetivo que se persigue con esta ordenanza es doble, explican. De una banda, se quiere “incentivar los empadronamientos en Sanxenxo para alcanzar los 20.000 habitantes” algo que, de conseguirse, “supondría importantes beneficios para el municipio en forma de ayudas y fondos de otras administraciones, principalmente del Estado”, al ascender de categoría por padrón. 

Por otro lado, se trata de una iniciativa que definen como de “justicia fiscal”, “de manera que el esfuerzo que hace Sanxenxo manteniendo el IBI en el mínimo beneficie exclusivamente a los vecinos que residen aquí todo el año, pero no a los propietarios de segundas residencias que se están beneficiando de una medida que ni siquiera tienen los vecinos de los ayuntamientos de nuestro entorno”. El Concello pone ejemplos de este último extremo. Así, “los vecinos de Pontevedra tienen el IBI un 60 % más alto (0,64 %) que Sanxenxo, los de O Grove un 46 % más (0,58 %) y los de Poio un 18 % superior (0,47 %)”.      

Las segundas residencias, valoran desde la entidad local, “obligan al Concello a hacer un gran esfuerzo económico durante los periodos vacacionales con el refuerzo de todos los servicios. Sin embargo, el Concello no ingresa aportaciones de los impuestos generales del Estado por los miles de propietarios de estas segundas residencias”.  O dicho de otra forma, más clara, resume el gobierno local: “Los vecinos de Sanxenxo están financiando, con las aportaciones del Estado que les corresponden, la prestación de servicios a los propietarios de segundas residencias” que no viven en el municipio de forma habitual.    

Mayoría de segundas casas
Según los datos hechos públicos ayer por el Concello, en el municipio hay en la actualidad 16.109 viviendas, de las que solo 5.003 pertenecen a vecinos sanxexinos. La mayoría, esto es, las 11.106, restantes, “son segundas residencias cuyos propietarios pasan periodos vacacionales en Sanxenxo, pero por las que el Concello, al no estar censados, no recibe ninguna aportación de los impuestos generales del Estado”.

En vigor en 2022
La nueva ordenanza, aún en tramitación, está previsto que entre en vigor en 2022. 

Se trata, en suma, de una medida “que posibilita” el citado Real Decreto y que  “ya se está aplicando en otras ciudades como Vigo”. El recargo para los propietarios de viviendas no censados en Sanxenxo situará finalmente el impuesto en el 0,60 %.

Sanxenxo prepara una ordenanza para subir el IBI un 50 % a los dueños de segundas viviendas que residan fuera