Cinco hombres y cuatro mujeres decidirán si Basterra y Porto acabaron con la vida de Asunta

|

Cinco hombres y cuatro mujeres decidirán si Alfonso Basterra y Rosario Porto, padres adoptivos de Asunta y únicos acusados en la causa para esclarecer el crimen de la niña de origen chino que fue hallada muerta en una pista forestal de Teo (A Coruña), fueron los que acabaron con la vida de la menor.

Así se determinó en una sesión que se prolongó durante algo más de cuatro horas en la primera jornada del juicio, en los juzgados de Santiago, en donde quedó constituido el jurado, compuesto por estas nueve personas y otras dos –un hombre y una mujer– que ejercerán de suplentes en el proceso.

La previsión es que a finales de octubre estos nueve ciudadanos, todos ellos de la provincia de A Coruña, deliberen sobre si los padres de Asunta la asesinaron, como estiman tanto la acusación popular –que pide 20 años de cárcel– como la Fiscalía –que rebaja su petición a 18 años de prisión–. Las defensas, que mantienen que existe un plan para implicar a los padres, solicitan la libre absolución.

Precisamente, los abogados que representan a Basterra y Porto, José Luis Gutiérrez Aranguren y Belén Hospido, respectivamente, fueron los que ayer hicieron un mayor uso de las posibilidades de recusación que establece la ley. Así, recusaron a tres de los candidatos preseleccionados –de un total de 24– para conformar el jurado popular. En junio, la falta de un número mínimo de candidatos provocó el aplazamiento de la fecha del juicio –prevista para julio– para la realización de un nuevo sorteo.

Ayer, Aranguren y Hospido recusaron a tres aspirantes –podían hacerlo con hasta cuatro– y lo efectuaron de forma conjunta. Mientras, el fiscal del caso, Jorge Fernández de Aránguiz, rechazó a otro.

En total, cada parte podía recusar a cuatro personas, hasta un total de ocho, pero solo se produjeron estas cuatro y fue durante el interrogatorio, uno a uno, de un primer grupo de nueve individuos, escogidos por sorteo a primera hora de la mañana. A continuación, una vez escogidos cinco jurados, un nuevo sorteo eligió a otros cuatro nombres, que, tras superar las preguntas de las partes para determinar su idoneidad, completaron la lista de nueve titulares del tribunal.

Por último, dos personas más, seleccionadas igualmente por sorteo, superaron el trámite y serán suplentes durante este mediático juicio, que seguirán en torno a un centenar de periodistas de más de 30 medios de comunicación.

Como resultado del transcurso de este proceso, nueve personas de las 24 no tuvieron que entrar ayer en la sala, a la que el resto accedieron por una puerta y salieron por otra, para impedir la contaminación entre unos aspirantes y otros.

Al término de esta fase, los elegidos para constituir el jurado recibieron indicaciones para la labor que ahora se les encomienda. De esta forma, se les comunicó que estén tranquilos y que deben mantener discreción sobre los pormenores de la causa.

El juicio se retomará hoy con las alegaciones de las partes, que se prevén que ocupen toda la jornada, y después se propondrán pruebas, de modo que las declaraciones de Alfonso Basterra y Rosario Porto, aunque pueden ocurrir ya desde hoy en caso de dar tiempo, probablemente arranquen mañana.

Asunta Basterra, de 12 años, murió en la tarde del 21 de septiembre de 2013 y su cadáver fue localizado durante la madrugada del día 22 en una pista forestal del lugar de Feros, en el Ayuntamiento coruñés de Teo.

Las pruebas practicadas determinaron que la muerte de la menor, adoptada cuando contaba menos de un año por Alfonso Basterra y Rosario Porto, se había producido por asfixia y que, anteriormente y durante meses, la niña había ingerido un ansiolítico, Orfidal, que anuló su voluntad antes de ser asesinada. 

Las partes personadas en la causa por la muerte de Asunta Basterra acogieron ayer con satisfacción la elección del jurado para este caso.

Tanto la acusación popular como la defensa, en boca del abogado de Rosario Porto, José Luis Gutiérrez Aranguren, coincidieron en mostrar su “confianza” en el buen hacer de las personas finalmente seleccionadas para ejercer como jurado popular en la causa.

Cinco hombres y cuatro mujeres decidirán si Basterra y Porto acabaron con la vida de Asunta